Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crear un fondo de garantía para pensiones alimenticias

El Defensor del Pueblo recibió el año pasado 13.060 quejas, 3.500 menos que el año anterior. Las áreas más conflictivas fueron las de Trabajo, Sanidad y Asuntos Sociales, seguidas de Interior y Justicia, donde el Defensor ha detectado retrasos generalizado en tribunales de lo contencioso administrativo. Cerca del 93% de las quejas se han formulado individualmente y un 70% de ellas fueron presentadas por varones. Entre las más frecuentes atendidas figuran la siguientes:>

Pensiones. Cada vez son más los separados o divorciados que ven difícil recibir o pagar sus pensiones económicas: "La realidad demuestra que existe un número considerable de personas que actualmente no perciben las pensiones que les han sido reconocidas por los tribunales de justicia". El Defensor propone que, ante situaciones de auténtica necesidad, en los casos de insolvencia, el Estado asuma una cobertura mínima a través de un fondo de garantía de pensiones y alimentos.

Guardas jurados. La actuación de los vigilantes privados de seguridad ha provocado numerosas quejas. Algunos de ellos incumplen su obligación de poner inmediatamente a disposición de la policía a las personas que detienen y, además, aplican medidas sancionadoras, algo que está fuera de sus atribuciones.

Farmacias. Algunos colegios de farmacéuticos exigen el pago de anticipos para tramitar la apertura de nuevas farmacias (en Madrid alcanza las 70.000 pesetas). El Defensor del Pueblo recomienda que se suprima esta exigencia.

Realojos. Los inmigrantes y una mayoría de la población gitana española sufren problemas de alojamiento que no se han podido superar. Según el Defensor no existe un organismo que estudie las posibilidades de realojo para los primeros. En cualquier caso son los ayuntamientos los encargados de afrontar el problema.

Trabajo. La edad de los aspirantes a un puesto de trabajo, el tiempo que han estado en paro y su empadronamiento no deben ser datos de referencia en la selección de personal laboral. Según el Defensor estos datos no son factores objetivos y razonables que indiquen una mayor capacidad.

No contestan. A pesar de los requerimientos, muchos ayuntamientos han incumplido su deber legal de responder al Defensor. Entre ellos se encuentran los de Alpedrete, Galapagar y Getafe (Madrid), Mazarrón (Murcia), Las Palmas de Gran Canaria, Marbella (Málaga) y el de Belorado (Burgos). Tampoco ha respondido el Colegio de Abogados de Murcia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de junio de 1996