Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez Bella llama "enfermo" a De la Rosa y lleva a Cañellas a Tibidabo

Alfredo Sánchez Bella, vicepresidente y hombre fuerte de Grand Tibidabo, conminó ayer a Javier de la Rosa a entregar antes de que concluya hoy sus acciones de la compañía, de acuerdo con el pacto suscrito entre el anterior primer accionista y la compañía, cuya descapitalización dio lugar a una causa penal en el juzgado número 1 de Barcelona. Sánchez Bella dijo que si De la Rosa se niega, la compañía se personará como acusadora en la causa. También calificó a De la Rosa de "enfermo, eso es lo que es, que no se aviene a razones"."Fuerzas inconfesables", dijo Sánchez Bella, "han trabajado lo indecible para que no nos metiéramos como acusadores en el proceso penal abierto contra De la Rosa".

El financiero hizo llegar una carta en la que manifiesta que no está dispuesto a ofrecer sus acciones antes de la junta. En este sentido, Sánchez Bella denunció: "Se está manipulando a algunos accionistas para que vendan sus votos".

Sánchez Bella ha incorporado al consejo de Grand Tibidabo a Gabriel Cañellas, ex presidente popular de Baleares. Cañellas pilotará en Grand Tibidabo el proyecto de parque temático España-Palma, que tendrá 5.000 millones de capital invertido por nuevos accionistas. El consejo presentará a la junta unas cuentas con pérdidas de 2.155 millones que obligan a una reducción de capital de 1.080 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de junio de 1996