Vera, Elgorriaga y Roldán, imputados y citados en el caso García Goena

El juez Baltasar Garzón ha declarado imputados en el su mario abierto por el asesinato del prófugo Juan Carlos García Goena al ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán, al ex secretario de Estado para la Seguridad Rafael Vera y al ex gobernador civil de Guipúzcoa y ex delegado del Gobierno en el País Vasco Julen Elgorriaga, según confirmaron ayer fuentes de la Audiencia Nacional.El magistrado ha citado a los tres a declarar la próxima semana. El primero en comparecer será Roldán, a partir del lunes, y le seguirán Vera y Elgorriaga.

También han sido citados a declarar, pero en calidad de testigos, el policía Angel López Carrillo, que aportó varios documentos al juzgado hace dos semanas, y el ex policía Michel Domínguez. El propio Domínguez, junto al ex subcomisario José Amedo, fue juzgado y absuelto por falta de pruebas del asesinato por medio de una bomba lapa adherida a su vehículo, del refugiado y prófugo del servicio militar Juan Carlos García Goena, en 1987.

Juzgado y absuelto

Domínguez no puede, por tanto, volver a ser juzgado, y mucho menos condenado por ese hecho, pese a que las ex amantes de Amedo y de Domínguez han reconocido que los entonces policías mataron a García Goena porque su jefes no les hacían caso, y señalaron que ambos les enseñaron la bomba la víspera del atentado en casa de una de ellas.Roldán acaba de declarar en el Supremo que Amedo y Domínguez fueron los autores materiales del asesinato de García Goena, según contó Vera en una reunión en la que estaban presentes el ex ministro José Barrionuevo y el propio Roldán. Garzón ha solicitado al Supremo que le remita testimonio de esa declaración.

Por su parte, el policía López Carrillo aportó recientemente al juzgado una serie de documentos en los que figuraban direcciones, vehículos otros datos de interés, producto de seguimientos a refugiados vascos, algunos miembros de ETA y otros no, efectuados por policías franceses pagados con fondos reservados. Entre estos datos figuraban los domicilios de García Goena y el vehículo de su propiedad.

López Carrillo afirmó que recibió la documentación de policía francés Pierre Hass en el aeropuerto de Hondarribia, Guipúzcoa, y que paga por ella aproximadamente 2.500 francos cada 15 días.

También informó al juzgado que en medios policiales sabía que García Goena no era miembro de ETA y que simplemente era vecino de etarra, porque su nombre aparecía en una relación más de 500 militantes que había sido incautada a ETA.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS