Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:BALONMANO - CAMPEONATO DE EUROPAEL QUIRÓFANO: JORDI ÁLVARO

Altísimo rendimiento

De la necesidad, virtud. La presencia de jugadores especialistas, que dominan sólo aspectos defensivos u ofensivos, obligan a hacer encaje de bolillos al seleccionador español en la configuración de los doce jugadores. Seis primeras líneas, dos extremos, un pivote y un todoterreno no es la mejor estructura de equipo. Sin embargo, los quebraderos de cabeza previos al partido tuvieron ayer un altísimo rendimiento.Desarrollo. Un partido de alto voltaje, muy por encima de consideraciones estadísticas, en el que se dirimieron algo más que los dos puntos. Se despejaron una serie de fantasmas y tabúes del equipo español. El mantenimiento de una exigua ventaja de uno o dos goles desde el minuto 18 de la segunda parte, la aportación de los porteros Fort (8 paradas) y Núñez (4 penaltis) por encima de las estadísticas de los porteros suecos y la superación de la Talantdependencia tras el descanso fue lo más importante.

Olsson-Garralda. El duelo entre los dos mejores zurdos del mundo se resolvió con victoria del español. Ambos despertaron en la segunda parte, pero Mateo, con las exclusiones provocadas (3), los goles conseguidos (3) y los penaltis a favor (2) superó los 4 goles de Olsson, que debió ser excluido mediada la segunda parte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de mayo de 1996