Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GIRO DE ITALIA

El italiano Martinello se viste de rosa en una etapa con numerosas caídas

Atenas fue un escenario demasiado inhóspito para la primera etapa del Giro. En el homenaje que la organización de la carrera ha dispensado a la capital griega en el centenario olímpico, se ha olvidado, que el ciclismo no tiene carta de naturaleza en Grecia. Así, la etapa salió accidentada y deslucida, con peca gente en las cunetas y con poco espíritu de combate en el pelotón. Sólo podía entenderse una solución al sprint. Silvio Martinello (Saeco) se impuso en la llegada y se vistió de rosa.La jornada fue desagradable por las caídas que se produjeron en, varios momentos de la etapa. Dos corredores, el alemán Marcel Wust y el italiano Francesco Secchiari, se vieron obligados a abandonar la carrera. Wust sufre un fuerte golpe en la cabeza. Secchiari tuvo que ser evacuado tras sufrir una posible fractura de clavícula.

Fuera de las caídas y de una avería mecánica que afectó a Abraham Olano, la carrera discurrió aburrida, sin otros mensajes que los enviados por los secundarios. No hubo demasiado movimiento porque así lo exigía el guión de la carrera y el perfil de la etapa. Los favoritos miran con distancia y precaución el panorama. El examen se realizará en la última semana cuando lleguen los célebres tapones alpinos y la contrarreloj de 60 kilómetros. Mientras tanto, es tiempo de tomar el pulso a la carrera, afinar la forma y esperar acontecimientos.

El momento más movido se produjo a mitad de carrera. Una caída de varios ciclistas dejó en cabeza a tres corredores del equipo Aki, Zanette, Tieteriouk y Goroni. Su máxima ventaja fue de dos minutos. El pelotón apretó, guiado por los equipos con sprinters de ventaja obligando a avivar el ritmo a los equipos con llegadores. La neutralización se produjo a 30 kilómetros de la meta. Saeco y Gewiss se mostraron particularmente activos en el último tramo. Un intento del ucraniano Outschakov fue abortado, pero su fuga fue decisiva en el triunfo de Martinello que salió a la caza del escapado y se encontró en una posición ideal para alcanzar la victoria en un sprint que se disputó en una calle estrecha y peligrosa, poco digna para un final de etapa del Giro.

Clasificación

. Martinello (Saeco): 4.02.58. . Guidi (Scrigno), m. t. 4º. Zaninni (Gewiss), m. t. 4º. Spruch (Panaria), m. t. . Traversoni (Carrera), m. t. . Olano (Mapei), m. t.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de mayo de 1996