Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Liga ACB contará con un tercer árbitro y aplicará la sentencia Bosman

La ACB aprobó ayer la incorporación del tercer árbitro, uno principal y dos auxiliares, a partir de la próxima temporada para las competiciones de Liga y Copa del Rey. La ACB se adelanta así a una propuesta que aconsejó la FIBA para la campaña 1997-98. Ello abrirá la nómina del arbitraje a un número de 38 colegiados y servirá para mejorar la técnica de éstos y, sobre todo, el nivel de apreciación de las jugadas. En la asamblea que celebró ayer la Asociación de Clubes en Sevilla también se acordó aplicar la sentencia del caso Bosman, esto es, la alineación sin límites de jugadores de la Unión Europea así como los nacionalizados. La limitación de jugadores no comunitarios no sufrirá cambios, serán tres.En el apartado del reglamento que afecta a la alineación de jugadores se dejó una puerta abierta a la posibilidad de que la sentencia Bosman fuera incluso superada. La FIBA propone que el cupo de asimilados se. extienda a todo el territorio europeo (delimitado por las naciones que disputan la Eurocopa de naciones). La ACB esperará al sábado, fecha en que la federación internacional tiene previsto dar solución a este tema. Se trata, si prospera, de una importante decisión porque ello abriría el abanico de opciones a la alineación de jugadores balcánicos, rusos y bálticos, con mayor peso que los estrictamente comunitarios. Será a partir del sábado cuando los clubes españoles determinen la aceptación de estas normas o su aplicación sólo en las competiciones europeas, siempre que la FIBA mantenga sus planes.

Ayer quedó estructurado el calendario de competiciones: la Liga, de 18 equipos, arrancará el 5 de septiembre y quedará cerrada el 20 de mayo (fecha de un hipotético quinto partido de los play off por el título), la Copa se celebrará en León entre el 31 de enero y el 3 de febrero. Una importante novedad es la ampliación en número de los partidos de cuartos de final de las eliminatorias por el título: serán al mejor de cinco encuentros, como las semifinales y la final. Con esta alternativa tendrán que conformarse los clubes que pretendían proponer que el campeón de la fase regular se clasificara automáticamente para la Liga Europea.

El vicepresidente de la ACB, Jordi Bertomeu, aludió también a dos asuntos espinosos que enfrentan a varias ligas europeas con la FIBA, toda vez que ésta pretende adueñarse de los derechos televisivos de los equipos. Los clubes españoles son beligerantes con esta medida (también lo son los italianos, griegos y franceses) y su aplicación podría conllevar la separación de las mejores ligas del continente del ámbito de la FIBA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de mayo de 1996