Cantona da el segundo doblete al Manchester

Allí está Alex Ferguson. Levanta los brazos al cielo y abraza a Eric Cantona, cuyo gol le mete de lleno en la historia. Nunca un técnico ganó dos dobletes en Inglaterra. Lo ha hecho Ferguson, con su Manchester United campeón de todo. Con varios jóvenes de los Fergie Babes, chicos de la cantera. Por orden de importancia, Beckham, Scholes, Butt y los hermanos Neville. Con un todoterreno, Keane y con dos superclase, Giggs y Cantona.Con estos mimbres ganó la final de la Copa de Inglaterra al Liverpool por varias razones. La primera, el nombre. El Liverpool salió con miedo, más pendiente del rival que de su propio juego. La presión del United le restó capacidad, no le dejó pensar, y se perdió en pasos horizontales. Poco a poco el United se creció. El Liverpool en ningún momento marcó diferencias en el área rival. El United rompió el fútbol del Liverpool ahogando a Redknapp y Barnes, con lo que el balón pocas veces llegó a McManaman, Fowler o Collymore. Cuando éstos bajaron a recibir la pelota 30 metros más atrás, el Liverpool tuvo siempre las pistolas descargadas. Tampoco el United planteó el partido a la aventura, pero salió menos agarrotado, presionó más, obligó a jugar mal al rival, llevó la final a su terreno.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS