Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La excedencia es un truco para poder recusar a los jueces críticos

Luis Pascual Estevill, con su estrategia -que le llevó a pedir la excedencia voluntaria de la carrera judicial-, pretende trasladar a los juzgados ordinarios de Barcelona las causas contra él que se ven en la Sala Segunda del Supremo. Y tras ello, elegir al magistrado que lo haya de juzgar recusando a aquellos jueces con los que ha mantenido duros enfrentamientos tras su intento de inspeccionar determinados juzgados barceloneses.El traslado de sus causas pendientes a juzgados ordinarios se producirá automáticamente en el justo momento en que abandone el cargo de vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), al que accedió el 7 de noviembre de 1994 promovido por CiU. Esa salida comportaría la pérdida de su aforamiento. Pascual Estevill accedió al cargo de juez de cuarto turno en el sexto concurso de juristas, en junio de 1990.

La nueva estrategia, inspirada por su abogado, Manuel Cobo del Rosal -que ha sustituido a Miguel Bajo Fernández como letrado defensor del polémico ex juez-, persigue aprovechar en beneficio de Pascual Estevill los contenciosos abiertos entre él y los magistrados más progresistas de Barcelona. El vocal del Consejo General del Poder Judicial cuenta con poder recusar a los jueces que más han destacado en la denuncia de sus intentos de fiscalizar diferentes juzgados barceloneses.

Aquel intento levantó airadas críticas de la mayoría de los jueces de Barcelona, que acabaron denunciándole ante el CGPJ ante la evidencia de que el despacho de su hijo, Javier Pascual Franquesa, había filtrado a la agencia Efe documentos internos de las inspecciones de estos juzgados.

 

Presiones

 

Luis Pascual Estevill ha comenzado una campaña de sutiles presiones a varios jueces barceloneses, alguno de ellos antiguo amigo del vocal del CGPL "Pascual Estevill me telefoneó para explicarme lo injusto de su actual situación", aseguró un magistrado en referencia a las causas abiertas por prevaricación, cohecho y delito fiscal que investigan diferentes tribunales del Supremo.

Por otra parte, el Colegio de Abogados de Barcelona podría replantearse una vieja petición de algunos colegiados para que Pascual Estevill sea apartado de él. Su decano, Eugeni Gay, desestimó esta petición y la remitió al Colegio de Abogados de Terrassa -donde Pascual Estevill se estrenó como juez y ejerció del 28 de junio de 1990 a 16 de octubre de 1991- porque competía a éste estudiar esta alternativa. La aparición de los presuntos delitos de cohecho permite retomar la petición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1996

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >