Llamamiento unánime para cumplir con Maastricht

Las declaraciones de Rodrigo Rato sobre la posibilidad de parar el reloj de la unión monetaria, que más tarde fueron rectificadas, provocaron un llamamiento unánime de las fuerzas políticas y los agentes sociales para que España siga adelante con la convergencia. Desde el principal aliado del Gobierno, Jordi Pujol, hasta el comisario europeo de Asuntos Económicos, YvesThilbaut de Silguy, pasando por la CEOE y el PSOE, todos coincidieron ayer en reclamar el cumplimiento estricto de los criterios y los plazos de convergencia previstos en el Tratado de Maastricht.El presidente de la Generalitat, de visita en Londres, afirmó: "Comprendo que el Gobierno lance globos sonda, pero yo pienso que la voluntad presupuestaria restrictiva para cumplir los plazos se va a mantener", informa Enric Company. El comisario De Silguy, por su parte, reafirmó que la moneda única se pondrá en marcha el 1 de enero de 1999.

Más información

En la misma línea se expresó el presidente de la patronal CEOE, José María Cuevas, quien dijo en Madrid que España debe cumplir los requisitos de convergencia en los plazos os, con independencia de la fecha en que se inicie la tercera fase de la unión monetaria. Una opinión compartida por el futuro responsable de la Oficina Presupuestaria del Gobierno, el profesor José Barea, quien hizo hincapié en que los ajustes que exige la unión monetaria son necesarios para la economía española "con Maastricht y sin él".

El portavoz del grupo socialista en el Congreso, Joaquín Almunia, que previamente había calificado de "rresponsables" las declaraciones de Rato, se mostró satisfecho de la rectificación. Por su parte, el ex ministro de Economía Carlos Solchaga afirmó que ningún Gobierno puede confiar en que una "parada del reloj" de la unión monetaria pueda resolver los problemas económicos que padece su país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de mayo de 1996.

Lo más visto en...

Top 50