Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AZNAR, PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Anguita vuelve a la tesis de las dos orillas y dice que el PSOE no hara oposicion

Julio Anguita recuperó ayer el discurso de las dos orillas. Izquierda Unida vuelve a estar sola en una. En la otra, en la de enfrente: PP, PSOE, CIU y PNV. Como en los mejores tiempos, el coordinadorgeneral de IU reclamó para su coalición la única e indiscutible representación de la izquierda. 'Hay un gran bloqueo" dijo, "que lo forman PP y PSOE", con los nacionalistas. "Sólo IU puede haer oposición. El PSOE no la hará" sentenció.

Tras la investidura, el ejercicio de gobierno y el ejercicio de oposición. Lo primero compete a José María Aznar. Lo segundo es una tarea que recae íntegramente en los hombros de IU. Éste es, al menos, el análisis que Julio Anguita realizó ayer de lo que será la nueva legislatura. El coordinador general de IU sacó del debate la conclusión de que el PP y el PSOE son la misma cosa, defienden los mismos valores y aplican las mismas políticas. Así ha sido y así será. El PP no hará otra cosa que continuar con una política conservadora puesta en marcha por el Ejecutivo de Felipe González.Anguita lo ha venido diciendo siempre que ha tenido ocasión, lo repitió en su discurso del viernes y ayer volvió a dejar pública constancia de ello. Y dio un paso más. Porque, si en su intervención ante la Cámara había hablado de la corresponsabilidad de Aznar en las políticas socialistas -fundamentalmente, en las de empleo-, Anguita, en su particular análisis, habló ayer sin- ambages del pacto de silencio con que tanto Aznar como González han envuelto todo lo referente a los GAL, la corrupción o los fondos reservados. Es la única razón que, en su opinión, puede justificar los silencios del discurso de Aznar. Y el tono versallesco en que se desarrolló el debate entre ambos líderes.

En esta convicción basa Anguita la incapacidad del PSOE para ejercer una eficaz oposición. Un tema que tampoco es nuevo y que ha sido una constante en anteriores intervenciones del coordinador general de IU. "Será difícil", dijo, "que, después de haberle oído, haya alguien que piense que González puede hacer oposición en temas de defensa o de la OTAN".Respetuoso, pero duro

Así las cosas, la tarea de oposición recaerá en IU, que queda como única fuerza capaz de oponerse a las políticas de lo que Anguita entiende como gran bloque conservador, en el que incluye, al PP, al PSOE, a CiU y al PNV. En su criterio, el debate que concluyó ayer ha servido también para probar que IU es el único grupo que puede reclamar en exclusiva el calificativo de izquierdas.

El líder de IU vuelve con esta actitud a recuperar el discurso de las dos orillas -IU, a un lado; enfrente, todos los demás partidos- al que ampliamente recurrió en la penúltima campaña electoral y que utilizó menos en la última ante las críticas de los renovadores de su coalición.Anguita advirtió que hará una oposición "dura y respetuosa, nítida y firme", al margen de que en lo personal "haya o no buena química" con el ya nuevo presidente de Gobierno. Y lo ex plicó. Una cosa es que Anguita salude "por cortesía" a Aznar y le dé la enhorabuena y otra que renuncie a la oposición. Una cosa es que "tenga una relación personal buena con Aznar", y otra que "la realidad no haya echado abajo esa campaña sobre pinzas y acuerdos entre el PP e IU contra los socialistas". Esa campaña contra IU, dijo Anguita, ha quedado, por fin, al descubierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de mayo de 1996

Más información

  • El líder de IU reclama la exclusividad de la izquierda