Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania prepara una amplia reforma fiscal y recortes sociales

El canciller Helmut Kohl, que se encuentra realizando una cura de adelgazamiento en la localidad austriaca de Bad Hofgastein, se propone apretar de nuevo el cinturón de todo el país con recortes sociales adicionales y una amplia reforma fiscal, que permitan sanear las arcas del Estado. Los partidos de la coalición conservadora de gobierno darán el visto bueno el próximo domingo a un paquete de medidas que comenzaron a debatir ayer expertos de finanzas de la democracia cristiana (CDU/ CSU) y del Partido Liberal (FDT).La reforma fiscal no plantea grandes dificultades para su aprobación, ya que los partidos de la coalición de gobierno están de acuerdo en su necesidad y alcance. Sin embargo, en los menos populares recortes sociales se prevé que el debate sea más intenso.

Los nuevos recortes del Estado social afectarán a las percepciones salariales en caso de baja por enfermedad y a las ayudas y al subsidio por desempleo. También se contempla un incremento de las cotizaciones sociales, que el Gobierno quiere mantener a cualquier precio por debajo del 20%.

El ahorro

El ministro de Finanzas del estado de Baviera, Erwin Huber, ha manifestado que con las medidas que maneja la coalición del Gobierno de Bonn podrían ahorrarse entre 30.000 y 35.000 de marcos (de 2,5 a tres billones de pesetas). El Gobierno considera que la única alternativa a sus planes es el incremento de la deuda del Estado, lo que dificultaría aún más que Alemania pudiera cumplir con Maastricht.

Desde su estancia en el balneario austriaco donde sigue la cura de adelgazamiento, el canciller Kohl ha garantizado que las pensiones no sufrirán ningún recorte y que "están garantizadas para la actual generación de jubilados". El canciller también ha manifestado que en la actual legislatura, que expira en 1998, no se producirá ningún incremento del IVA para financiar los gastos del Estado. Sin embargo, el ministro federal de Finanzas, Theo Waigel, ha asegurado que "en cuestión de ahorros no debe haber ningún tabú y todo debe ser puesto sobre la mesa de debate".

[Alemania comenzó el presente año con un salto en sus importaciones, mientras que sus exportaciones subieron sólo moderadamente, una tendencia que muchos ven como una causa de peso en el desmantelamiento de puestos de trabajo. Las importaciones alemanas crecieron en enero a una tasa interanual del 14,6% (54.700 millones de marcos), informó ayer la Oficina Federal de Estadística, mientras las exportaciones crecieron el 6,8%, hasta 60.300 millones de marcos. El superávit comercial bajó a 5.600 millones de marcos].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 1996