El Gobierno municipal estudia colocar radares fijos en la M-30

El Ayuntamiento de Madrid estudia la posibilidad de instalar radares fijos en los puentes de la M-30 para controlar la velocidad en esa vía, limitada a 90 kilómetros por hora y constantemente superada. El concejal de Seguridad y Policía Municipal, José Ignacio Echeverría, confirmó ayer la noticia, de la que informó Servimedia, pero aclara que se encuentra en fase de estudio y que de momento está "verdísimo".Echeverría explica que los radares fijos resolverían el doble problema de falta de alcance suficiente y de incomodidad para la circulación que presenta el sistema actual de radares en vehículos aparcados en el arcén. Éstos detectan la velocidad de los coches más próximos y no tanto la de los que van adelantando por los carriles rápidos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS