Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

El año más igualado

Más competencia que nunca. La participación de 17 motos oficiales en 500cc garantiza igualdad, emoción y espectáculo. Es algo que jamás había ocurrido anteriormente.

El reinado de 500. Hay que volcarse en la categoría reina, y esa es la evolución que está tomando el Mundial. Esta cilindrada es el buque insignia del campeonato, sus presupuestos son muy superiores a las otras.

Los favoritos. Doohan no se paseará como en las dos temporadas anteriores. Los hombres que batir en 500 son el propio Doohan, Beattie y Cadalora. Biaggi es el claro favorito en 250 y en 125 el panorama es más incierto, hay muchos pilotos con opciones.

Cuidado con las bicilíndricas. Okada puede ser la revelación de la temporada, con la nueva Honda bicilíndrica. Este tipo de moto es el del futuro porque, aunque son menos potentes, son más ligeras que las tradicionales 500 tetracilíndricas, su paso por curva es mas rápido y son más fáciles de pilotar.

Protagonismo español. El año 1995 puede dar una buena cosecha. En 500 hay tres pilotos con posibilidades: Crivillé es el que está más en forma, Puig necesita acabar de recuperarse y Checa tiene cualidades, pero le falta madurez. Boda, por su parte, es el relevo de futuro. Y en 125, tanto Alzamora como Aspar aspiran al título.

es doble campeón del mundo de 250 y actualmente dirige la escudería española más potente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de marzo de 1996

Más información

  • EL QUIRÓFANO