Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

NO HUBO VUELCO RADICAL

Los populares arrancan un diputado a los socialistas en el feudo de Jose Bono

Pese a ganar en 34 provincias y en 13 comunidades autónomas, los buenos resultados obtenidos por el PSOE en Andalucía, Extremadura y Cataluña, donde los intentos del PP de arrancar votos al electorado nacionalista se han saldado con sólo un escaño más a su favor, han alejado al partido de Aznar de la deseada: mayoría suficiente. Salvo en las comunidades citadas, el PSOE ha retrocedido, cediendo entre uno y dos escaños respecto a los datos de 1993. Izquierda Unida ha conseguido por primera vez un diputado en el País Vasco y en, Navarra, trastocando los pronósticos. FIB desciende en votos y el BNG se estrenará en las Cortes con dos diputados.

CASTILLA LA MANCHA:

ISABEL SALVADOR El Partido Popular se convierte en la primera fuerza política de Castilla-La Mancha al obtener 11 diputados frente a los nueve del PSOE. Con- sigue arrancar un escaño a los socialistas y gana en todas las provincias menos en Ciudad Real, donde el PSOE sigue siendo la fuerza más votada. Al cierre del escrutinio, el PP consigue el 47,25% de los votos frente al 42,60% del Partido Socialista. La coalición Izquierda Unida sigue sin obtener representación y alcanza sólo el 8,36% de los sufragios.

"Sin triunfalismo y sin revancha, pero el objetivo se ha conseguido". Éstos eran los comentarios de los diputados populares ya electos. Isabel Tocino, cabeza de lista al Congreso por Toledo, insistía en la responsabilidad democrática demostrada por los votantes y se mantiene a la espera de lo que decida José María Aznar respecto a su futuro: "Dentro o al lado del Gobierno, eso ahora no importa".

Entre los socialistas, la decepción inicial se iba transformando según avanzaba la noche y se acortaban las diferencias con el Partido Popular. Las caras largas dieron paso a la ironía, como demostró el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista José Bono, quien afirmó que "José María Aznar es el que debería gobernar, si puede". Bono atribuyó la derrota del PSOE a la corrupción y "a los desvergonzados que ya están en la cárcel".

Decepción entre las filas de Izquierda Unida, que al margen de los resultados nacionales, sigue sin conseguir el respaldo suficiente del electorado manchego'.

Toledo es la provincia que ha dado el escaño ganador al Partido Popular, pasando de los dos diputados conseguidos por esta formación en los últimos comicios a los tres en las actuales. Ciudad Real, por su parte, es la única provincia de Castilla-La Mancha, en la que el PSOE sigue siendo la fuerza más votada. Los socialistas mantienen los tres diputados que tenían hasta ahora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de marzo de 1996

Más información