Banesto pide al juez que inculpe a Hachuel por apropiación indebida de 1.344 millones

Banesto presentó ayer ante el juez Manuel García-Castellón un escrito por el que solicita la inculpación del financiero Jacques Hachuel "como responsable de la apropiación de 1.344 millones" a través de la llamada operación Carburos. Air Products pagó la citada cantidad, el 6 de abril de 1990, a cambio de ceder a la multinacional una opción al 5,9% del capital de Carburos Metálicos. El dinero fue a parar a manos de Hachuel y luego se evaporó.El escrito explica que Hachuel "no ideó ni medió" en ninguna operación de venta de Banesto a Air Products de acciones de Carburos. La operación fue diseñada por Conde y Arturo Romaní. Y desmonta la presunta relación entre esa venta de opciones y la emisión de warrants (acciones con derecho a recompra) en agosto de 1989 sobre 2.028.000 acciones de Carburos, que suscribió un grupo vinculado a Hachuel (Euris) y que Banesto recompró antes de la operación.

Más información

Banesto estima que Hachuel "posee los fondos desviados y ninguna de sus versiones justificativas tienen la más mínima credibilidad". El dinero fue a parar -sin que Air Products lo supiera- a una cuenta de la sociedad Mariella Real Estate en el NMB Bank de Ginebra que pertenece a Hachuel.

En el punto sexto del escrito se señala que "como versión más real le queda a Hachuel reconocer que él ha sido agraciado con un pago de más de 1.000 millones aunque sin haberlo merecido". Según Banesto "el señor Hachuel no era ajeno a la operación defraudatoria, sino que participaba de la misma". Aporta como pruebas la carta que dirige Hachuel a Conde en la que se refiere a Mariella, que "canalizó la operación Air Products diseñada por ti y Arturo" y el recibo por el pago de los 1.344 millones que le había hecho llegar Rafael Pérez Escolar, presidente de Carburos. Hachuel entró, a propuesta de Conde y Romaní, al consejo de Carburos en abril de 1990, después de la operación.

"Hachuel ni siquiera era encubridor, sino que era un auténtico conspirador o cooperador necesario, puesto que no sólo depositaba fondos para luego repartirlos, sino que intervenía en la redacción de un documento que pretendía encubrir el engaño". Según el banco, "son máximos responsables los autores materiales de la operación, señores Romaní, Conde y Pérez Escolar quienes ordenaron, que el pago se hiciera en un banco suizo".

Banesto pide que declaren los abogados Peter Swartz y Peter Widmer, relacionados con el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 15 de febrero de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50