Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kodro renueva el crédito del Barça y Raúl dice que el Madrid se situó mal

Kodro y Raúl fueron las dos caras de la moneda de un tipo de partido que casi nunca deja media s tintas. El éxtasis del delantero bosnio llegó al punto de que su nombre, otras veces vilipendiado, acabó siendo aclamado.., Llevaba 10 jornadas sin marcar en la Liga, desde el pasado 2 de diciembre ante el Racing, y muchos ya le situaban como uno de los principales responsables de os males que asolaban al Barça. Pero logró dos tantos -suma ahora ocho en la Liga- y pasó del infierno al cielo. El Madrid le temía porque ya sabía cómo las gastaba: cuando pertenecía a la Real Sociedad ya sumó cinco dianas contra el equipo blanco. "Estamos a ocho puntos del Atlético y si seguimos así tenemos muchas oportunidades de luchar por el título". La forma en que Kodro celebró sus goles evidenció el deseo del colectivo azulgrana de reivindicar su calidad y sus posibilidades: "Tenía ganas de abrazarme con mis compañeros porque no tengo más que palabras de agradecimiento hacia ellos, que siempre, hasta en los peores momentos, me han animado".

En torno al penalti

Raúl fue la antítesis de Kodro. Cayó su equipo y fue sustituido sin que mediase lesión alguna que motivara la decisión de Arsenio. "Me voy triste por la derrota", dijo la figura del equipo madridista. "No me gusta que me cambien, pero si lo ha hecho [Arseniol ' sus razones tendrá. El Madrid no ha estado tan bien organizado como otras veces, pero eso no es culpa nuestra". Raúl se quejó por lo que consideró un grave y decisivo fallo del árbitro: "La jugada de Luis Enrique era un penalti clarísimo que nos hubiera dado el empate. Luego el Barcelona ha aprovechado bien en el contraataque. El resultado es totalmente injusto y el Barcelona no ha hecho méritos para ganar los tres puntos". En cambio, su amigo y ayer rival, Iván de la Peña, que fue quien pugnó con Luis Enrique en la acción citada, tenía otra opinión: "Ha tropezado conmigo, no ha habido penalti. El resultado ha sido justo. De esta forma, será imposible que nos ganen en el Camp Nou". Buyo coincidió. con Raúl en que la jugada del penalti sobre Luis Enrique fue clave: "Todo el estadio enmudeció porque pensaban que el árbitro, que estaba muy cerca, iba a pitarlo. Hemos dominado hasta el. 1-0, pero no hemos jugado tan bien como otros días. Nos ha faltado agresividad para llegar más arriba".

Guardiola se refirió a la forma en que se conjuró el equipo azulgrana y al apoyo del público como armas vitales para la obtención del triunfo. "Hemos confiado en nosotros como equipo", explicó a modo de resumen del final feliz de una semana cargada en la que algún directivo llegó a dejar caer que podía existir cierta desidia voluntaria entre algunos jugadores del Barcelona. "Otra lectura positiva del partido es que si siempre pudiéramos conseguir este ambiente, el Camp Nou sería inexpugnable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de febrero de 1996