Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez impide a la policía entrar en una reunión de Jarrai sobre violencia callejera

Un juez de guardia de Bilbao no permitió a la Policía Nacional la entrada el pasado día 3 en un instituto de la capital vizcaína en el que unos 180 miembros de Jarrai, las juventudes de la Coordinadora Abertzale Socialista (KAS), celebraban una reunión para discutir una ponencia sobre la lucha en las calles del País Vasco, según informó ayer la Cadena SER y confirmó el Gobierno Civil.La policía pidió al juzgado de guardia una autorización de entrada y registro del recinto donde los simpatizantes de Jarrai discutían el texto presentado por uno de sus portavoces, Jon Salaberria, bajo el título La alubia vasca. Sospechaba que iban a planear estrategias de violencia callejera y métodos de guerrilla urbana para las próximas, campañas de la organización juvenil de la izquierda abertzale.

El juez Santiago Serién Martínez denegó la autorización para identificar a los presentes e intervenir la documentación al entender que no ha bía indicios suficientes sobre la comisión de un delito. Senén consideró, al rechazar la petición, que había otros métodos para conocer los planes de Jarrai que reventar una reunión como ésa y que el instituto de Txurdinaga era un lugar público.

Se da la circunstancia de que la policía entró en mayo de 1992, con la autorización de la Consejería vasca de Educación, entonces dirigida por el socialista Fernando Buesa, en el mismo instituto, en el que 315 militantes de Jarrai celebraban su V Congreso. Entonces fichó a todos los participantes y detuvo a 24 personas, entre ellas a los portavoces Joseba Kamio y Mikel Zubimendi, el primero juzgado ahora en la Audiencia Nacional por su vinculación con ETA y el segundo parlamentario en la Cámara vasca.

Los letrados de HB presentaron una denuncia por estos hechos y, según la Cadena SER, la única persona que sigue inculpada en dicho sumario por varios delitos de detención ilegal y violación del derecho de reunión es el jefe superior de Policía de Bilbao.

Desafío de Erkizia

Por otra parte, el miembro de la Mesa Nacional de HB Tasio Erkizia reiteró ayer las amenazas contra los funcionarios de prisiones en un acto en solidaridad con los presos de ETA ante la prisión vizcaína de Basauri. Sus manifestaciones han motivado que la Fiscalía General del Estado ordenara a los fiscales jefes del País Vasco y Navarra que ejerciten acciones contra él y el parlamentario navarro Sotero Ertxandi por un presunto delito de amenazas.

Ayer mismo, Erkizia respondía a esta decisión criticando la actitud de la Fiscalía General: "Es el pataleo, la expresión de su propia impotencia. Los funcionarios son los que, sistemáticamente, violan los derechos humanos de los presos políticos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 1996