CAMPAÑA ELECTORAL

Guerra arremete contra los "tontos" que lo dejaban fuera de la campaña

"Aquí estoy, en mi ciudad, aunque parece que hay un tonto por ahí que dijo que yo no iba a venir". El vicesecretario general socialista, Alfonso Guerra, comenzó así su intervención para despejar las dudas originadas por algún miembto de su partido que había aventurado que él no asistiría al mitin y que, si finalmente lo hacía, nunca subiría a la tribuna.Aclarado esto en clave interna -en clara alusión a Luis Pizarro, secretario de Organiza ción del PSOE en Sevilla-, Guerra pronunció un discurso didáctico para la militancia y explicó que es ser socialista. "Un socialista no puede permanecer impasible ante la injusticia social", recordó el número dos del PSOE -el único de los oradores que se presentó sin traje ni corbata-. A continuación se extendió sobre las pésimas condiciones en que viven los niños en Colombia o Bosnia y la necesidad de apoyar a los más débiles. También se refirió al Partido Popular, llamó la atención sobre el verdadero rostro del programa conservador y dijo a los suyos: "Desconfiad de los paniaguados que no construyen, pero destruyen".

Más información
González asegura que los mandatarios europeos "temen" un triunfo de Aznar

En otro momento animó a los asistentes a poner todo su empeño en ganar las elecciones "para transformar la sociedad" y concluyó: "Defended los valores del socialismo. Los votos vendrán detrás".

"Un pacto indecente"

Antes que Guerra, el candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, acusó al coordinador general de IU, Julio Anguita, de llegar a un acuerdo con los populares en Madrid y Sevilla, nada más escrutarse las papeletas de las elecciones autonómicas de 1994, en contra de los socialistas: "Anguita miente cuando habla de programa. Hemos asistido a un pacto indecente de IU y PP para bloquear al Gobierno socialista".Chaves recordó que su Ejecutivo intentó lo imposible por dialogar con Izquierda Unida, "pero prefirieron optar por una conducta frívola e irresponsable".

El candidato a la Junta andaluza culpó a los dirigentes de la federación de izquierda de traicionar a sus electores: "Lo único que han hecho es poner una alfombra para facilitar el acceso al poder de la derecha". Añadió que IU ha votado cuatrocientas veces de manera conjunta con el PP en el Parlamento autónomo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Felipe González retomó esta cifra en su intervención posterior para anunciar lo que, a su juicio, será el comportamiento de IU en el Congreso: "Hay que tomar nota de Andalucía. Eso es lo que viene. ¿Pero es que se puede coincidir cuatrocientas veces con la derecha?". González agregó que la federación de izquierda ha usado como sistema el obstáculo "para no quitarse la careta y gobernar; no gobernar juntos, que es lo que tendría que haber hecho".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS