GENTE

TODA UNA VIDA...

Francisca Montserrat Hervas ya había perdido las esperanzas de encontrar a su padre cuando, momentos antes de morir, en 1970, su madre le hizo prometer que no abandonaría la búsqueda. "Papá está vivo. Tienes que encontrarlo", le dijo al oído en el lecho de muerte. La alicantina Elena Hervas había comenzado a buscar a su marido desde el mismo instante en que éste desapareció en 1939, al finalizar la guerra civil. Montserrat tenía entonces cuatro años, y su padre, Juan Botifoll Borredá, era un político socialista catalán que había sido detenido mientras trasladaba uno de los últimos camiones de la República hacia la frontera. "Aunque las autoridades franquistas aseguraban que mi padre había muerto, ella siempre pensó que él estaba vivo y nunca dejó de buscarlo". Tras la muerte de Elena, Montserrat tomó el relevo, pero sin muchas esperanzas. "Yo siempre pensé que, si mi padre hubiese estado vivo, hubiera intentado contactar con nosotras; pero mí madre decía que no, que algo le había pasado, que por eso no nos buscaba". Pasaron los años, la búsqueda no daba frutos y Montserrat terminó por dejarlo. Ella, que trabaja desde hace muchos años al servicio de hoteles Meliá, fue enviada en 1995 como jefa de departamento en el hotel Meliá Cohiba, que se inauguró en La Habana. Una vez allí, un día vio una comisaría de policía y entró. Fue un presentimiento, pero frustrado. No pudieron darle razón de su padre. Pero volvió a las indagaciones y una mañana recibió una llamada de Santiago de Cuba. Viajó hasta allí y encontró a Juan Botifoll Borreda, su padre, con 82 años y otra hija. Estaba rodeado de excombatientes de la revolución de Fidel Castro, que le contaron que una familia de Camagüey sacó a su padre (que se creía viudo y sin su hija) de un campo de concentración en Francia y se lo llevó a Cuba. Montserrat pasó hace un mes por primera vez la Nochebuena lejos de sus hijos, pero junto a su nueva hermana y a su padre.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS