Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanciones por la bronca de Vigo

La ejecutiva federal del PSOE suspendió ayer de militancia a cuatro miembros del partido en Vigo acusados de agredir a varios compañeros durante una asamblea en la que se debatían las candidaturas electorales. La propuesta de sanción había sido presentada por la dirección regional, encabezada por el guerrista Francisco Vázquez.La crisis por la pelea entre partidarios del ex ministro Abel Caballero y el ex alcalde de Vigo Carlos Príncipe parece cerrada con el triunfo de Caballero y de Vázquez, su principal valedor, cuyos partidarios coparán los puestos de salida en las candidaturas. Sin embargo, Vázquez decidió no excluir directamente a Príncipe, sino colocarle ante un dilema envenenado: ofrecerle un puesto en la candidatura del Senado, pero en competencia con otra militante del sector opuesto, Mariló Cabaleiro, que ocuparía un lugar más destacado ya que las listas al Senado son por orden alfabético y no es probable que el PSOE saque más de un senador por Pontevedra.

En igual situación está Enrique Curiel, a quien Vázquez ofrece ser el número 3 al Congreso por Pontevedra. Su elección es casi imposible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 1996