Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos desaconsejan que se vote a los partidos que favorecen el aborto

"Ningún partido se adecua plenamente con el Evangelio, aunque unos se aproximen más que otros". Bajo esa premisa, la Conferencia Episcopal emitió ayer una "instrucción pastoral" de orientación al voto en las próximas elecciones. La consigna más clara se refiere al aborto: "A la hora de formar nuestro juicio y emitir nuestro voto [...], atención especial habrá de prestarse al derecho a la vida. Les partidos que incluyen en su programa medidas que favorecen el aborto, la eutanasia y la violencia están en abierta contradicción con el derecho a la vida".Para los obispos, que han estado reunidos tres días en Comisión Permanente, los principales problemas de España que deben resolver los gobernantes son el paro, el terrorismo, la seguridad ciudadana, la corrupción y la pseudocultura del dinero fácil, y la falta de igualdad de oportunidades. Dos pautas más de la jerarquía católica con vistas al 3 de marzo. "La institución matrimonial no es equiparable con otro tipo de uniones" (en referencia a la ley sobre parejas de hecho) y Ia solidaridad con los más débiles de nuestro pueblo, con los inmigrantes y los países subdesarrollados". Y una recomendación sin vericuetos: "Votar en las elecciones generales no sólo es un derecho, sino también una obligación de la que sólo por razones graves puede uno sentirse dispensado".

Hay dos elementos más que influirán en la campaña electoral: el primer domingo de febrero se celebrará la I Jornada Pro-Vida y a mediados de ese mes la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal divulgará el documento Moral y Sociedad, al que los obispos dan mucha im portancia. A pesar de tanta coincidencia, de fechas con la campaña electoral, Elías Yanes, el presidente de la Conferencia, Episcopal, insistió: "No se ha planteado pensando en la co yuntura electoral. Nos gustaría un tratamiento austero".

El encuentro de una hora de Yanes y del obispo secretarioportavoz, José Sánchez, con los periodistas fue un permanente juego de lenguaje del sí, pero no. Ante las constantes preguntas de los periodistas pidiendo que concretaran y se decantasen entre el PSOE y el PP, Sánchez llegó a decir: "No podemos quitar a nadie el esfuerzo de responsabilidad, discernimiento, estudio de los programas y libre ejercicio del voto". Y Yanes, que no intervino hasta el final, concluyó: "En ningún caso vamos a hacer nosotros ese juicio moral. Desde el punto de vista periodístico, esto es una desventaja, pero pensamos que así es mejor". Ya forzado, en los últimos diez segundos, dijo: "Es bueno que en una sociedad democrática haya alternancia, pero sin entrar en más detalles".

También se les preguntó sobre la presencia en las listas electorales de personas procesadas (en alusión a José Barrionuevo). Sánchez se limitó a decir: "Sería una osadía por nuestra parte hacer juicios de valor en algo tan delicado. Mi reflexión personal es que es algo, por lo menos, discutible".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 1996