Los socialistas griegos eligen hoy al sucesor de Andreas Papandreu

Pese al aguanieve que cae sobre Atenas, la temperatura política griega no deja de subir. La calle y la clase política vive con una expectación digna de la entrega de los oscars la nueva etapa histórica que se inicia hoy con la elección del nuevo primer ministro por parte de los diputados del Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok). El comité central del partido se reunió ayer -sin la asistencia de Andreas Papandreu por primera vez en sus 21 años de historia- para definir su posición ante el cambio de líder.

Más información

El mensaje, leído por el secretario del partido, Costas Skandalidis, fue lo suficientemente ambiguo para no excluir a ningún candidato: "El Pasok de la nueva época no sólo debe garantizar la continuidad, sino la necesidad del cambio". Una frase que pueden hacer suya cual quiera de los tres principales candidatos: el liberal Costas Simitis, el populista Gerasimos Arsenis o el ministro del Interior, Akis Tsohatzopulos, que confirmó ayer su presentación.La reunión del comité central, celebrada en el hotel Divani, situado al pie de la Acrópolis, era una jaula de grillos donde los estados mayores de cada candidato debieron gastarse una fortuna en teléfonos móviles reuniendo apoyos e impidiendo alianzas. Skandalidis advirtió que "los que, esperen ver a un Pasok dividido se encontrarán con un, muro de responsabilidad" y llamó "a los parlamentarios socialistas a cumplir el deseo de Papandreu". "Queremos un Gobierno que exprese a todo el Pasok", dijo Skandalidis, quien aseguró que "no habrá elecciones anticipadas" como pide el, principal partido de la oposición de derecha, Nueva Democracia. Las próximas legislativas griegas están previstas para octubre de 1997.

El Pasok celebrará un congreso extraordinario el próximo junio y probablemente se creará la figura de vicepresidente, puesto que podría estar reservado al enfermo líder.

Una de las incógnitas de la elección de hoy es si Papandreu estará en condiciones de ejercer su derecho al voto como diputado. Fuentes médicas del hospital Onasio de Atenas, donde está hospitalizado desde el pasado 20 de noviembre, manifestaron su preocupación por el estado psíquico del veterano líder socialista, al parecer "muy deprimido" desde que presentó su carta de dimisión el pasado lunes. La carta fue redactada por el ministro de Información, Telemacos Hytiris, y el histórico secretario de Papandreu, Andonis Lavanis, entre otros, y fue presentada al anciano líder para su firma en uno de sus momentos de lucidez.

La próximidad a Andreas Papandreu en el lecho del dolor y el conocimiento de su última voluntad política es una de las claves que se manejan en todas las apuestas sobre quién será su sucesor.

Así, Gerasimos Arsenis ha sido el único ministro que ha tenido una breve entrevista con Papandreu el pasado diciembre en el hospital y Tsohatzopulos tuvo conocimiento de la operación que se llevó a cabo para obtener su dimisión, una operación que hizo subir la Bolsa de Atenas un 2,5%.

Los pronósticos apuntan a que la designación del sucesor de Papandlreu requerirá de varias votaciones y se da por seguro que el nuevo primer ministro se convertirá también dentro de unos meses en el líder del partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de enero de 1996.

Lo más visto en...

Top 50