ETA propuso al Gobierno entrar en contacto antes del atentado de Vallecas

ETA propuso al Gobierno iniciar contactos antes de que se produjera el atentado que causó seis muertos en el barrio madrileño de Vallecas el 12 de diciembre. Así lo aseguraron ayer fuentes del PNV y de la izquierda abertzale, y añadieron que el Gobierno, en el último tramo de la legislatura, ha estado abierto a una posibilidad de diálogo, frustrada por la escalada terrorista. Algunas fuentes dicen incluso que el encuentro entre un enviado del Gobierno y un mensajero de ETA estaba, previsto para pocos días después de los crímenes perpetrados en Vallecas. El Gobierno ha negado estos extremos.

Más información

Las fuentes consultadas aseguran que la pretensión de ETA en el frustrado intento de diálogo era pedir al Gobierno una respuesta a su comunicado del 24 de abril, publicado poco después de la Conferencia de Paz de Bilbao, organizada por Elkarri, en el que pedía negociar. En dicho comunicado, la organización, terrorista afirmaba como novedad que "no deseaba imponer la independencia, sino que Euskal Herria tenga la posibilidad de elegir su futuro", esto es, la posibilidad de ejercer el derecho a la autodeterminación.El encuentro frustrado hubiera sido el primero desde que Juan Alberto Belloch accedió a la cartera de Justicia e Interior en mayo de 1994. Belloch ha mantenido a rajatabla la postura de evitar cualquier contacto con ETA, en contraste con la etapa de José Luis Corcuera, en la que fueron frecuentes los sondeos de enviados del Gobierno con el entorno de ETA.

Según las fuentes nacionalistas consultadas, Belloch, aun con muchas reticencias, estaba dispuesto a acceder a un último intento de contacto al final de la legislatura, una vez formulada la petición de ETA. También el PNV, que desde hace meses mantiene una actitud de distensión y gestos de diálogo hacia el entorno de ETA, pudo influir en la posición del Gobierno. Uno de esos gestos fue la petición al Gobierno de que evitara las extradiciones de presuntos miembros de ETA desde México.

Interlocutor único

Pero, sobre todo, los nacionalistas vascos repiten constantemente a quien quiera escucharles y, especialmente al Gobierno, que ETA sólo acepta al Ejecutivo como interlocutor para cualquier diálogo. Su trabajo de distensión hacia el entorno de ETA desde hace meses sólo se vería coronado por el éxito en el caso de un encuentro entre enviados del Gobierno y la banda armada.Pero la campaña de atentados a partir del 12 de diciembre -Vallecas, Valencia y León- echó por tierra cualquier posibilidad de diálogo. Las fuentes consultadas interpretan que ETA trató de mostrar su fuerza con el asesinato de ocho personas en menos de 15 días. Las mismas fuentes descartan que, como ha sucedido en otras etapas de la banda,- haya un sector duro que hubiera boicoteado las iniciativas del sector blando.

Fue la misma dirección de ETA, a través de intermediarios, la que pidió el diálogo y decidió simultáneamente la campaña de, atentados. La reciente ponencia de KAS Karramarro es muy elocuente en este sentido. Defiende la presión de ETA para que la organización terrorista reanude desde una posición de fuerza un nuevo proceso negociador similar al mantenido en 1989 en Argel con representantes del Gobierno. El citado documento parte del "irrenunciable convencimiento" de que "los poderes reales del Estado volverán a sentarse en una mesa con los interlocutores válidos de la organización (ETA)" e interpreta que el resultado de la cita de Argel,_"independientemente de su resultado", fue el hecho histórico e irreversible de que se reconoció a ETA la representación de los derechos históricos arrebatados a Eulkadi".

Victoria policial

También diagnostica que los partidos "obnubilados por los éxitos represivos del 92 (la caída de la cúpula de ETA en la localidad francesa de Bidart) han creído en la victoria policial y no se ven obligados a sentarse con la organización".A renglón seguido, la ponencia de KAS hace una afirmación muy elocuente que explica la reciente cadena de atentados y que, en la lógica de la organización terrorista, no es contradictoria con la petición de diálogo al Gobierno: "Pero es evidente que más pronto o más tarde se sentirán obligados (a dialogar). Por eso son imprescindibles las ekintzas (acciones) y cada una de ellas, antes de alejar la salida dialogada, la acercan inexorablemente". "Hay que insistir y no por voluntarismo", añaden.

KAS recuerda, incluso, que el diálogo de Argel estuvo precedido de las matanzas de Hipercor y Zaragoza en 1987 y 1988. Y afirma que en estos momentos se dan las condiciones para una futura negociación. Cita entre es tos elementos "la acumulación de fuerzas en la calle, el acierto de ETA, el respeto a los interlocutores, la inutilidad del pacto antiabertzale y las posiciones de los partidos reformistas".

Cuando el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, dijo el mismo día del atentado de Vallecas que, además de los muertos, se había "matado una esperanza" -en abierta alusión al conocimiento que tenía de que había mensajes de ETA hacia el Gobierno- originó una dura negativa del dirigente de, HB Floren Aoiz. A los pocos días, en Gernika, Arzalluz contestó a Aoiz; que mentía o no se enteraba dejo que pasaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de enero de 1996.

Lo más visto en...

Top 50