Los candidatos a suceder a Papandreu pactan mantener la unidad del Pasok

Agencias

Los principales candidatos para suceder al primer ministro griego, Andreas Papandreu, de 76 años, internado desde hace 37 días en el hospital Onasio de Atenas, han acordado mantener a toda costa la unidad del partido, el Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok), a fin de evitar elecciones anticipadas y celebrarlas en octubre de 1997 como estaba previsto.El ex ministro de Economía, el europeísta y modernizador Costas Simitis, y el titular de Defensa, Gerasimus Arsenis, más próximo a los viejos signos de identidad del Pasok -los políticos que reúnen mayores apoyos dentro del partido-, acordaron también respetar la elección del nuevo jefe de Gobierno que haga el grupo parlamentario socialista, que ostenta 169 escaños de los 300 con que cuenta el Parlamento griego.

La larga agonía de Papandreu ha acelerado el proceso de sucesión porque, pese a experimentar una ligera mejoría en el día de ayer, está prácticamente descartado que pueda retomar sus obligaciones al frente del Ejecutivo y del partido. Dicho proceso ha sido fijado para comienzos de enero, ya que la oposición conservadora que ha criticado el vacío de poder que se ha producido en las últimas semanas ha amenazado con una moción de censura si el relevo no se pone en marcha ese mes.

De momento queda pendiente la sucesión al frente del Pasok, partido que Papandreu ha dirigido desde que lo fundó en 1974. Aunque los dirigentes socialistas son muy cautos al respecto, la tendencia mayoritaria se plantea sustituir el estilo autocrático de Papandreu por una estructura de dirección colegiada. Otro problema será el destino político de la esposa del primer ministro, Dimitra Liani, que fue nombrada por su marido su jefa de gabinete y que tenía proyectado presentarse como diputada en las elecciones de 1997. No obstante, es posible que abandone la escena política en caso de retirada o muerte de Papándreu.

Optimismo

El parte difundido ayer por los 15 médicos que atienden a Papandreu, que son seguidos con ansiedad por radio y televisión por los griegos, es el más optimista de los últimos días. Los doctores aseguran que el veterano líder socialista ha superado la infección que estuvo a punto de matarle el pasado sábado y que su condición es estable dentro de la gravedad. Tras la mejoría del paciente, los médicos del centro cardiológico Onasio, donde Papandreu ingresó el pasado 20 de noviembre aquejado de una neumonía le trasladaron ayer a una unidad del hospital especialmente esterilizada con el fin de evitar nuevas infecciones.Papandreu ha dejado ser sometido diariamente a diálisis y también utiliza periódicamente un respirador. Su corazón, dicen los médicos, resiste de momento aunque los próximos tres días serán decisivos para determinar si puede recuperarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de diciembre de 1995.

Lo más visto en...

Top 50