Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esquí en la cama elástica

Una feria de montaña ofrece un rocódromo y una pista de fibra para deslizarse

Atarse una tabla a los pies y ponerse a dar botes sobre una cama elástica puede parecer absurdo para un profano. Pero es un método eficaz para ensayar posturas de esquí con mono tabla (snowboard), una modalidad a, medio camino entre el esquí y el monopatín. Cualquiera puede intentar familiarizarse con esta práctica en la Feria de Esquí. y Montaña que se celebra este fin de semana en el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo. Cerca de 20.000 personas acudieron a la cita el año pasado, y los organizadores esperan 10.000 más este año."Aquí resulta mucho más fácil que en la pista" cuenta Jerson Ajenjo, de 20 años, exhausto tras una serie de botes atado a la tabla de snowboard, una especie de esquí ancho sobre el que se colocan los dos pies. "La cama elástica te permite aprender a doblarte en el aire, sirve para ensayar los trucos [posturas en el aire]". Los que ayer desfilaron por la cama elástica no aguantaron más de un minuto.

La pista de fibra sintética, situada al aire libre junto al pabellón, es la escala más espectacular de la feria. Pero sólo los iniciados pueden hacer una bajada -por la rampa, de 11 metros de largo por ocho de alto. La pista no ofrece grandes medidas de seguridad, por lo que sólo se permite su uso a los experimentados. "Si bajas despacio y controlas, no pasa nada" asegura. el monitor Pablo Berzal, de 24 años. Lo malo es cuando la gente se envalentona, jaleada por el público. El propio monitor protagonizó. una espectacular caída ayer, Rasguños en los brazos, provocados por el roce con la fibra sintética, fueron el resultado de la, Caída. "La verdad es que no da tiempo a enterarse", cuenta María Catalán, de 18 años. "La pista es muy corta y estrecha", cuenta. "Resbala muchísimo. Es como si estuvieses en una placa de hielo. Un principiante, ahí se mata".

Un rocódromo (roca para escalar) de ocho metros de altura y una pista de patinaje en línea completan la zona activa de la feria. De puertas adentro se despliega un laberinto de cerca de cien puestos en los que venden equipamientos para la nieve y se ofrecen miles de viajes. "Madrid tiene en torno a 300.000 esquiadores practicantes y surte a muchas estaciones del mundo", explica Enrique Marabini, director técnico de la feria, cuyo coste asciende a 25 millones. Una exhibición con 11 perros dirigidos desde un trineo cerrará mañana la muestra blanca.

Feria Ski Montaña. Hoy y mañana, Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo, de 11.30 a 20.30. 500 pesetas. Metro Lago. Autobuses gratuitos desde plaza de España (edificio de Telefónica) cada media hora. Exhibición de perros con trineo: mañana, a las 12.30.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 1995