Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

Mendoza: "Me voy en noviembre"

El presidente del Madrid dice que deja el cargo al no poder unir a su junta

Ramón Mendoza regresó ayer a las 16.30 de su finca El Campillo, en Córdoba. En la estación de Atocha, y mientras tomaba un café, rodeado de aficionados que le solicitaban autógrafos, reveló a EL PAÍS que ya ha puesto fecha a su marcha: "Me iré este mes, en noviembre". No precisó el día: "No sé qué día ni a qué hora. Todavía tengo que solucionar algunos asuntos antes de marcharme del club, pero de este mes no pasa". Mendoza, relajado tras tres días en el campo en los que, cuando la lluvia se lo permitió, se dedicó a cazar, una de sus aficiones, aseguró marcharse satisfecho por haber cumplido con su deber, "para bien o para mal". No tiene planes para el futuro inmediato en el terreno laboral y deportivo, pero sí en el personal: retrasar todo lo que pueda que le pongan una esquela. A sus 68 años y tras 11 al frente del Real Madrid, emprende una nueva vida.Pregunta. Parece que ha puesto ya fecha a su marcha.

Respuesta Me voy este mes; me voy en noviembre. Si pudiera, me iría mañana mismo por la mañana.

P. ¿Por qué ha decidido dejar su cargo en este momento y no en otro?

R. He intentado dejar al Real Madrid pacificado. Intentar que todos se llevaran bien y dejar a un club potente mirando hacia el futuro, por lo menos desde el punto de vista social. Pero, visto que cada uno va a su aire, prefiero apartarme. Unos quieren elecciones y otros prefieren seguir. Así que yo me aparto y me alejo de todo ese mecanismo. Me voy a mi casa tranquilamente sin más historias.

P. ¿O sea que se va porque no ha logrado su objetivo?

R. Es muy difícil pacificar nada. Las posiciones de todos los demás están muy encontradas. No veo posibilidad por mi parte.

P. Se le ve tranquilo, relajado, como si se hubiera quitado un peso de encima.

R. Me voy con la sensación del deber cumplido. Me siento un poco harto y cansado. Creo que hace falta un proyecto nuevo. Lo más importante en el Madrid no es llegar a la poltrona, sino sentarse y ponerse a trabajar.P. ¿Cómo hará oficial su marcha?

R. Muy suave y humildemente.P. ¿Se sentará el sábado en el palco del Bernabéu para presenciar el partido con el Atlético de Madrid?

R. Sí, me sentaré.P. ¿Y el día del Ajax?

R. No lo sé. Ese día ¿qué es, el 22? No lo sé, porque me tengo que ir este mes.

P. ¿Presidirá la asamblea del día 26?

R. No lo he pensado.

P. ¿Se lo ha comunicado ya a los jugadores y al cuerpo técnico?

R. El otro día lo dijo el Abc. Hablé con Luis del Olmo y ahora lo digo aquí. No puedo poner un anuncio en el periódico... Los días que me quedan en el Madrid son para ultimar detalles.

P. ¿Ha comunicado su decisión a Lorenzo Sanz?

R. A Lorenzo lo veo todos los días en el club...

P. ¿Entonces no ha pensado qué hará a partir de ahora una vez que deje el club?

R. No me lo he planteado. Necesito descanso. He trabajado gratis, para bien o para mal, durante 11 años en esta sociedad y necesito descansar.

P. ¿Cómo será su vida?

R. Estaré en el paro y espero ofertas de trabajo.

P. Cuando se marche ¿va a sugerir a la directiva que convoque elecciones?

R. Soy un prisionero de la junta directiva en el buen sentido de la palabra.

P. ¿Por qué?

R. Si ellos no quieren convocar y yo sí no tengo nada que decir. Tengo un voto. Y si el presidente no quiere convocar pasa lo mismo. Pinto muy poco en este caso.

P. Da la sensación cuando habla de que se ha quitado un peso de encima.

R. No he parado de decir que no al teléfono. Cuando una persona se va con el deber cumplido, bien o mal, se va tranquilo. No he podido hacer más o no he sabido hacerlo mejor. Estoy tranquilo conmigo mismo.

P. ¿Cómo cree que le van a recordar los socios del Real Madrid después de 11 años en la presidencia del club?

R. Al principio mal y después mejor. El tiempo es asi en la vida. A todo el mundo le pasa lo mismo. Y mejor me recordarán en la esquela, aunque espero cuidarme para ver si llega más tarde de lo previsto.

P. ¿Cree que con su marcha se solucionarán muchos de los problemas que actualmente acucian al Real Madrid?

R. Espero que no sigan si me voy. Espero que la sociedad vaya mejor y se pacifique. Es lo que se busca con mi marcha. Si no se consigue, habré fracasado una vez mas [risas].

P. En los últimos días se ha especulado con la posiblidad de que en el futuro el Real Madrid tendrá una fundación y que usted podría trabajar en ella.R. Soy un militante de base, de base muy cualificado. Llevo 18 años de dirigente y estaré siempre dispuesto a trabajar por el Madrid si me piden algo y, como siempre, lo haré gratis.

P. En estos momentos difíciles para el club, ¿tiene algún mensaje que aclare el futuro?

R. Quiero decir a los socios que tengan confianza en la sociedad y en el equipo, que se merece tranquilidad. Es la sociedad más importante del mundo y se necesita tranquilidad y sosiego.

P. ¿Su última fase del mandato como presidente ha sido la más difícil de estos 11 años?

R. No, el Real Madrid desata todo tipo de apetencias y es muy difícil desarrollar en esta situación una labor. Por eso me voy..

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de noviembre de 1995

Más información

  • "Me voy con la sensacíón del deber cumplido. Me siento un poco harto y cansado""Soy un prisionero de la junta diretiva en el buen sentido de la palabra"