Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pilotos de Iberia pararon por segundo día sin que se produjeran negociaciones con la empresa

Los pilotos de Iberia realizaron ayer la segunda jornada de huelga de las ocho que han convocado este mes. El paro obligó a cancelar 266 vuelos de 407 programados. Se cumplieron los servicios. mínimos y no hubo incidentes ni retrasos. Pero tampoco hubo negociaciones, según afirmaron la empresa y los pilotos. El secretario de Estado de Industria, Juan Ignació Moltó, pidió que el PP se pronuncie sobre el conflicto y dijo que la huelga es ilegal. Los próximos paros están convocados para el 5, 6, 9, 10, 13 y 14 de noviembre. En Aviaco, están convocados para los días 6, 7, 10 y 11.

La huelga en la compañía de bandera española cumplió ayer su segundo día sin que se hubiera producido ningún contacto entre representantes del SEPLA y, de la dirección. En la compañía y en el Ministerio de Industria piensan que, a estas alturas, el problema no está en el colectivo de pilotos, sino en su sindicato, aspecto que la sección sindical de Iberia niega tajantemente, al tiempo que afirman que la huelga está siendo respaldada por todo el colectivo, y no hay fisuras. Tampoco hay acuerdo sobre la repercusión económica de la huelga. Mientras Iberia afirma que cada día cuesta 600 millones y la repercusión ascenderá a 8.000 millones por efectos inducidos en las jornadas intermedias, el SEPLA afirma que esas cifras no son reales. "Incluso", dice un portavoz, "el miércoles, Iberia ganó dinero con la huelga". El presidente de la patronal CEOE, José María Cuevas, consideró ayer legítimo que el SEPLA defienda sus intereses; pero lamentó que no se hubiera producido una mayor negociación entre los pilotos y la dirección. "Me sabe mal", dijo, "que el sindicato de pilotos piense que no le quedan más, armas que la huelga". El secretario de Estado de Industria, Juan Ignacio Moltó, (que en 1983 dictó el laudo que terminó con la anterior huelga del SEPLA) indicó ayer que le parece "significativo" que el PP no se haya pronunciado sobre la decisión del SEPLA cuando acapara las simpatías de ese sindicato. Moltó consideró "estruendoso" que el PP no ayude "a que España mantenga una compañía de bandera".Moltó añadió que la huelga es "exclusivamente una huelga de daño" y recordó que ese tipo de paro es ilegal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 1995

Más información

  • El secretario de Estado de Industria dice que la huelga es ilegal