Las 'elzinhas' y 'garrinchinhas' del ídolo

La ex cantante brasileña Elza Soares, segunda esposa del fallecido futbolista Garrincha, confirmó en una entrevista de lanzamiento de una biografía del ídolo de los años 60, que el delantero era un desenfrenado sexual. Para muestra, un botón: "Él era una cosa asombrosa. Los primeros 10 días del matrimonio nos encerramos. Sólo podía arrastrame a la puerta a por el pan y la leche. No atendimos a nadie, sólo hacíamos elzinha y garrinchinha, como él lo llamaba".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS