Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un antiguo entrenador del equipo olímpico británico, condenado por violación

Paul Hickson, de 48 años, antiguo entrenador del equipo olímpico de natación, fue condenado ayer en Cardiff, la capital de Gales, a 17 años de cárcel por violación. Hickson fue declarado culpable de violar a dos jóvenes nadadoras y de varias agresiones sexuales a jóvenes a las que entrenaba. En total, de 15 de los 17 cargos que se le imputaban.El juez John Proser calificó sus delitos de "terribles, asquerosos y tan importantes que merecían un fuerte castigo". Y añadió: "Siendo entrenador de un equipo olímpico que ganó tres medallas de oro ha sido capaz de arruinar la vida de chicas jóvenes". Una de las víctimas que violó ha llegado a convertirse en "una criatura patética", dijo.

El técnico, responsable del Reino Unido en los Juegos Olímpicos de Seúl, en 1988, casado y con una hija de ocho años, había negado los hechos, que se extendieron desde 1976 a 1991.

Señaló que no había abusado de jóvenes sobre los 15 años de edad cuando entrenaba clubes en la ciudad de Noorwich y en el University College de Swansea. "Fantasean sobre mí", dijo. Al ser arrestado en septiembre de 1992, era el entrenador jefe de natación en una escuela privada.

Hasta 13 jóvenes, que en el momento de las violaciones y agresiones sexuales contaban entre los 13 y los 20 años, estuvieron como testigos de la acusación en el proceso. Según ellas, Hickson las agredía en cada ocasión después de las distintas sesiones de entrenamiento.

El fiscal Wyn Williams comentó durante el juicio: "Se trata del típico caso de una persona que abusa de su autoridad gracias al cargo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de septiembre de 1995

Más información

  • 17 años de cárcel por 15 ataques sexuales