Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:VUELTA 95

Camino del carnet de ciclista

He terminado la Vuelta, mi primera gran Vuelta y al final puedo decir que ha sido una Vuelta satisfactoria para mí. Venía a aprender y algunas cosas he aprendido. Y también me he visto los errores, que de ellos, sobre todo, es de los que se aprende.Ahora sé los momentos en que se decide la carrera, instantes en los que hay que estar bien colocado, y también como pasar los momentos malos. Si quieres terminar entre los primeros tienes que estar con ellos en los momentos peligrosos, en las, llegadas, evitando los cortes inopinados, y en los abanicos. Eso es muy fácil saberlo, lo difícil es saber estar allí. Ya sé que para ir bien en esto no se trata sólo de saber sufrir. En una vuelta de una semana es más sencillo, sabes que te puedes vaciar todos los días, que aguantas así hasta, el final, pero en las de tres tienes que estár pendiente de no quedarte sin reservas.

En las contrarreloj soy regular, estoy arriba -he terminado las tres de la Vuelta entre los 10 primeros clasificados-, pero tengo que aprender a regularme más, a tener más confianza en mis fuerzas, a tener el convencimiento de que lo que haga lo voy a hacer bien, a saber hasta dónde puedo llegar, conocer mis límites. Esto lo sé porque en las dos cronos largas he ido de menos a más y al final me han sobrado fuerzas. Bueno, en mi defensa puedo decir que la de Alcalá era sólo la tercera contrarreloj larga de mi carrera,

La montaña es más sencilla: consiste en sufrir más que el que llevas al lado. Lo malo es cuando te llega el momento en que no puedes sufrir más y los otros se te van. Pero apenas he llegado a esa prueba; en la etapa del Tourmalet, la más dura, yo quería probar me, ver hasta dónde podía llegar, pero Eusebio me dijo que tranquilo, que levantara el pie y no me quemara. Sin embargo, estoy convencido de que mejorar eso es cuestión de años con la experiencia la montaña es el terreno en el que más avanzas.

Una vez conocida una gran vuelta puedo decir que esto es la parte del. ciclismo que más me gusta. No quiero decir con ello que vaya a ganarlas ya, pero sí que es el es tilo que más me va, que voy a intentar dedicarme a ellas.

Los días anteriores sólo tenía un deseo: llegar a Madrid. Debe de ser corno llegar a París después del Tour, aunque salvando las distancias. En el Tour seguro que llegaría en el equipo del ganador, por ejemplo. Y la Vuelta no es el Tour. Los corredores decimos que hasta que uno no acaba el Tour no le dan el carnet de ciclista. Espero que al acabar la Vuelta me den por lo menos la mitad del título.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de septiembre de 1995

Más información

  • CORRESPONSAL EN EL PELOTÓN