Rato exige que sea González quien comparezca en el pleno

El PP sólo acepta a Felipe González para explicar ante el pleno del Congreso los contactos que el Ejecutivo mantuvo con los representantes de Mario Conde. El portavoz del PP, Rodrigo Rato, aseguró ayer, en declaraciones a la agencia Efe, que su grupo rechazará cualquier otra explicación, venga de donde venga. La petición del Gobierno para comparecer ante el pleno fue remitida el viernes al registro del Congreso, pero en el texto no se especificaba quién comparecería. Y mientras Rato realizaba esta advertencia, su correligionario, Abel Matutes, hacía otra advertencia de distinto signo: él no sólo no tiene inconveniente en un Gobierno de coalición entre los populares y los nacionalistas vascos y catalanes, sino que lo ve conveniente.Rato considera que González debe ser quien explique ante la Cámara todo lo referido a los contactos del Gobierno con los representantes de Conde. Y debe ser también, en su opinión, quien comparezca ante la Comisión de Secretos Oficiales, que tendrá lugar el próximo miércoles. Pero a ese encuentro está ya previsto que acuda el ministro de Defensa, Gustavo Suárez Pertierra.

El diputado popular argumentaba ayer que las reuniones de los representantes de Conde han sido con el presidente del Gobierno, no sabemos si a petición suya o no, pero en cualquier caso ha estado presente y activo en cuestiones que afectan a la confianza de la ciudadanía en la institución de la Presidencia del Gobierno". Que las explicaciones fueran dadas por otro u otros miembros del Gabinete sería considerado por Rato "un error político".

Grabación en cinta

Por otra parte, Rato advirtió que sería "inaceptable" que el Gobierno se opusiera a la grabación de la reunión en la que informará a la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso.Y mientras tanto, el comisario y diputado europeo del PP Abel Matutes declaraba que él no ve ningún problema para que los nacionalistas catalanes y vascos entren a formar parte de un Gobierno del PP. Matutes dijo a Radio Nacional que incluso lo creía "conveniente" y explicó las afinidades entre las tres fomaciones políticas que pertenecen a la misma Internacional Popular, están en el mismo bando en Europa y sus diputados se sientan en los mismos escaños del Parlamento Europeo. Matutes subrayó: "Por afinidad ideológica no veo obstáculos para un gobierno PP-CiU-PNV".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de septiembre de 1995.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50