Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Michel Rocard y el arma nuclear

Si, como afirma Michel Rocard, "el arma nuclear nos protege de la guerra" (EL PAÍS, 10 de septiembre de 1995), ¿por qué no esforzarse en que otros países que actualmente no disponen de la misma se la procuren, para que así también se protejan de la eventualidad de un conflicto?Es decir, si Francia y los otros países oficialmente nucleares estiman imprescindible poseer un buen número de bombas H como disuasión, ¿no sería ello igualmente imprescindible para otros Estados cuyos problemas de seguridad son, como poco, equiparables?

Piénsese, por ejemplo, en la India, que en el último medio siglo se ha visto envuelta en guerras con paises vecinos como China y Pakistán, o en los diversos contendientes potenciales de Oriente Próximo.

Dicho de otro modo, ¿por qué un pequeño grupo de países puede y debe tener armas nucleares para garantizar su seguridad y los demás países del planeta han de renunciar a esa supuesta garantía, que (si damos por buena la afirmación de Michel Rocard) los pondría a cubierto de todo riesgo bélico?-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de septiembre de 1995