Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Epidemia de lesiones en Primera División

Los médicos difieren al explicar los motivos por los que 20 jugadores ya han caído

Tres jornadas de Liga y los lesionados por problemas musculares -sin contar otras dolencias más graves- superan ya la veintena. Los jugadores de Primera División de fútbol están pagando la intensa pretemporada, cargada de partidos, sobre todo por compromisos de los clubes para incrementar sus maltrechas haciendas. Y esto no ha hecho nada más que empezar: la travesía durará todavía ocho meses. Alfonso del Corral, jefe de los servicios médicos del Real Madrid, considera que las lesiones musculares a estas alturas de la temporada se deben casi siempre a "una mala preparación durante la pretemporada". El Madrid ha sufrido dos bajas en lo que va de campaña: Laudrup y Soler, ambos aquejados de problemas musculares de carácter leve.Del Corral pronostica una campaña plagada de jugadores lesionados. "El aumento de partidos este año va a mermar las plantillas entre un 20% y un 30%, es decir, habrá siempre 4 ó 5 futbolistas de baja en cada equipo. Muchos entrenadores van a verse obligados a hacer las alineaciones en función de lo que tengan disponible y no por cuestiones tácticas".

En el Betis, tres jugadores padecen lesiones musculares. Stosic, víctima en Estambul de un esfuerzo excesivo; Ureña, sorprendido por una contractura en Vallecas; y Vidakovic, con otro pinchazo en un muslo. Ramón Cansino, jefe de los servicios médicos del Betis, lo explica así: "Mi respuesta es muy sencilla: es mala suerte". Cansino admite que es imposible que un futbolista dosifique su esfuerzo muscular: "Son órdenes del corazón, no de la cabeza".

Francesc Seirulo, preparador físico del Barcelona, aporta un dato más: sostiene que las nuevas incorporaciones son más propensas a padecer contracturas musculares al realizar un sobreesfuerzo por gustar. Fernando Baños, jefe de los servicios médicos del club azulgrana, tiene otra teoría: afirma que, cada temporada, los futbolistas recién fichados se rompen. Dice que existe un componente emocional en el, subconsciente que les hace ser proclives a romperse.

El último en caer ha sido Prosinecki, tras la lesión de Kodro en la pretemporada y la de Cuéllar el primer partido de Liga. El croata sufrió en La Romareda una contractura del bíceps de la pierna derecha, que le apartará un mes.

El Deportivo tampoco se salva de la quema. Desde el primer mi nuto de la pretemporada, las lesiones han machacado al equipo: Martín Vázquez (ligamentos cruzados de la rodilla), Liaño (ya recuperado), Villarroya y Alfredo (víctima de una entrada), con lesiones musculares, mientras Ribera tuvo que ser operado de la rodilla. López Rekarte se rompió un hueso metacarpiano hace ocho días en San Lázaro.

La enfermería más colapsada es la del Athletic. Al tercer partido, Stepanovic cuenta con las bajas de Andrinúa, Corino y Etxeberria, por incidencias musculares; de Valverde y Mendiguren, por distintos golpes; y de Urrutia, por una lesión de menisco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de septiembre de 1995