Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Getafe y Leganés afrontan la temporada en Segunda con espíritu de supervivencia

No hay nada mejor para tomar el pulso futbolero que darse un paseo por los bares que rodean los campos de fútbol. En las tascas de Leganés y Getafe, cuyos equipos dieron el salto de Segunda B a Segunda debido al efecto dominó de la Liga de 22, poco hay que hacer para que se provoque el debate encendido. La mayoría se siente feliz por ver a su equipo en la categoría de plata, pero reconoce que su equipo "las va a pasar canutas" para conservar la categoría en una competición que arranca hoy. El Real Madrid B completa el trío madrileño en Segunda División.

El cambio de entrenador es el argumento principal para los que piensan que se avecina una buena temporada para su equipo. "El nuevo técnico, Luis Sánchez Duque, es un hombre serio, que le dará un nuevo aire al equipo. El anterior, Luis Ángel Duque, estaba más pendiente de la televisión que del fútbol", afirma Juan Jiménez Ibáñez, de 59 años, un aficionado del Leganés que recuerda la actividad en los debates televisivos del popular ex preparador pepinero.Tanto Leganés como Getafe han cambiado de entrenador. Incluso ha habidó una permuta entre los grandes rivales. Luis Sanchéz Duque, antes del Getafe, está ahora a los maridos del Leganés. En el Getafe se sentará en el banquillo Emilio Cruz, que el año pasado entrenó al filial del Atlético de Madrid. El objetivo de ambos técnicos es conservar la categoría (descienden cuatro) en úna competición durísima.

"Parece que el nuevo entrenador está dando oportunidades a los chicos del filial y, además, se ha fichado a jugadores interesantes", comenta Francisco Sánchez Prieto, de 58 años, socio del equipo pepinero. Tanto Sánchez Duque como Cruz han hurgado en la cantera para conformar la nueva plantilla. Valdivia, Garcinuño y Arroyo pasan de los pepinillos, el Leganés B, a los pepineros. En la otra acera, Alberto y Muiña han dado el salto al primer equipo del Getafe. La contratación de otros jugadores, procedentes de equipos es pañoles también ha sido suculenta. Pero se ha trabajado contrarreloj. "A la buena noticia del ascenso se ha unido la precipitación. Nosotros habíamos realizado un equipo para Segunda B, pero el ascenso nos obliga a reforzar mucho la plantilla", dice Gregorio Serrano, gerente del Getafe.

Y claro, los entrenadores han buscado lo más cerca posible. Luis Ricardo y Antonio, jugadores del Leganés la pasada temporada, pasan a formar parte del Getafe, El equipo de Emilio Cruz también cuenta con los refuerzos de Diego, un delantero centro procedente del Sanse; Ángelo, centrocampista, que llega del Málaga; el ex portero del Toledo, Rafa Feria, y Armando, un lateral que el año pasado jugó en el Badajoz.

El Leganés también ha acudido a los equipos vecinos. Del Getafe, Luis Sánchez Duque se ha-llevado a Barbero; del Rayo Vallecano, a Gustavo, y del Real Madrid B, a Javi López y Gerardo. El equipo pepinero también se ha reforzado con Emilio (del Badajoz), Beleguer (Palamós) y el delantero centro Canabal (Mérida). En cuanto a presupuestos, los dos equipos del sur de Madrid presentan los más modestos de Segunda: 175 millones el Leganés y 147 el Getafe.

Polémica de precios

Un aspecto que escuece a la afición, leganense es el precio de los abonos. Algunos incluso han llegado a "romper el carné" por cuestiones económicas, como es el caso de Miguel Ángel Gómez, de 38 años. "El presidente, Jesús Polo, se está cargando el equipo con estos precios tan caros. Sale más barato ir a ver al Madrid que al Leganés" señala Gómez. El precio de un abono para ver al Leganés durante todo el año es de 30.000 pesetas (25.000 el año pasado), con precios especiales para jubilados, mujeres y juveniles (15.000 pesetas) e infantiles (5.000).En el Getafe, debido a la mayor amplitud del estadio, tiene diferentes precios: 30.000 pesetas (central), 24.000 (tribuna), 16.000 (general), 10.000 para jubilados, señoras y juveniles, y entrada gratis para los menores de 18 años.El Real Madrid B, que completa el trío de equipos madrileños en Segunda, seguirá con su función de reforzar al primer equipo. Los chavales saben que Valdano les sigue con lupa y se esfuerzan por dar lo mejor. También estrena entrenador el filial blanco. Estará en el banquillo el argentino Sergio Ejea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de septiembre de 1995

Más información

  • El filial blanco completa el trío madrileño en la division de plata