GENTE

RICHARD GERE NO PARA

Claudia Guidotti, 24 años, estudiante de Grosetto y camarera de una discoteca de la región de la Maremma, está que no le llega la camisa al cuerpo desde que Richard Gere -él mismo, en carne mortal- la invitó el sábado a una fiesta tras pedir al dueño del local que las copas se las sirviera sólo ella. Gere, que está en Italia en casa de un amigo budista y acaba de romper la pana apareciendo en una revista desnudo y juguetón con una sueca, dejó en ascuas a la joven camarera, quien asegura que intentó hablarle en inglés y lo logró, visto que tampoco se discutía de filosofía, sino de lo bonita que es la Maremma y lo que me gusta estar aquí de vacaciones. El ex de Cindy Crawford invitó a Claudia a una fiesta, que aún no se ha celebrado. Ella, que precisa que no tiene novio (quizá para que no se vaya a mosquear Gere) y asegura que el actor americano no le pidió el teléfono -"ya te buscaré yo por aquí, chati", parece que le dijo-, cuenta que, de producirse el evento, su vestido será azul, volverá a media noche e intentará no perder el zapatito.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción