Entrevista:JOSÉ HERGUETADON HILARIÓN

"Las madrileñas se ponen muy anchas cuando las piropean"

Por sus venas corre sangre castiza de cuatro generaciones de madrileños. José Hergueta es funcionario del Ayuntamiento, tiene 64 años y es fundador hace 11 de la Asociación de Castizos y Amigos Madrileños. Desde hace ocho veranos se disfraza de Don Hilarión. Luce sombrero, chaleco y plastón. En las manos, un bastón. El mismo atuendo que llevaba el protagonista masculino -un boticario siempre escoltado por dos bellas mujeres, La Casta y La verbena de la Paloma. Es la estrella de las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen, de la Paloma.Pregunta. ¿Ejerce usted de Don Hilarión?

Respuesta. Siempre. Siempre gano el concurso porque nadie puede igualarme. Doy alegría a la gente, pero sobre todo a las mujeres. Voy por la calle hablando con las chicas o me voy detrás de ellas. No hay nada más bonito que piropear a una mujer.

P. Dígame un piropo.

R. Oye morena, ¿me podría usted soplar este ojito que tiene arena? Pero tengo muchos más. A cada mujer le digo un piropo distinto.

P. ¿Tiene repertorio?

R. Sí. Por ejemplo: Oye nena ¿me podría dejar una pestañita para mañana jugar a la comba? Otro dice: Nena, por tí sería capaz de bailar un chotis encima de una gamba.

P. ¿Los madrileños saben piropear?

R. Sí. El madrileño en general es buen piropeador. Hombre, siempre hay alguno que dice groserías. Para tener éxito con las mujeres sobre todo hay que tener educación y elegancia.

P. ¿Y, las madrileñas reciben bien estos halagos?

R. Les encantan, se ponen muy anchas. Hay algunas que se vuelven y te miran como diciendo si te pillara contigo me perdería. Las mujeres tienen que ser fuertes. No me gustan las facilonas porque a los hombres nos gusta que nos cueste trabajo conquistarlas. Antes era mucho más bonito, ahora los jóvenes van a lo fácil.

P. ¿Madrid se vuelca con estas fiestas?

R. Cada vez va a más. Pero hay que arrimar a más gente y dar la imagen de que la ciudad va para arriba. Hay forasteros que no se acuerdan de Madrid. Y yo les diría a todos los que viven aquí que ya que la ciudad les da un pedazo de pan que sean más agradecidos y participen de estas fiestas que son las mejores. No se pueden perder algunas tradiciones: tomarse unos churritos, una sangría y bailar chotis o pasodobles. Hay mucha vida en las calles. Además vienen muchos extranjeros.

P. ¿Qué visitas recomendaría a los turistas?.

R. Que se den un paseo por la zona vieja de la ciudad: los Austrias, Lavapiés... y nadie se puede marchar sin ver el Museo del Prado y el Retiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de agosto de 1995.