Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sancristóbal sale de la prision de Guadalajara y promete hablar "cuando llegue el momento"

"Cuando llegue el momento, hablaré", prometió el ex director general de Seguridad Julián Sancristóbal nada más abandonar ayer la cárcel de Guadalajara. Quedó libre tras depositar la fianza de 125 millones que le impuso la Audiencia Nacional, tras rebajar los 200 pedidos inicialmente por el juez Baltasar Garzón. La misma cantidad que permitió al ex secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera -implicado en el mismo sumario-, quedar libre. Sancristóbal fue el primer encarcelado por el caso GAL, pero el último en quedar libre.

El ex director general de Seguridad y ex gobernador civil de Vizcaya anunció a los numerosos periodistas que esperaban a la puerta del centro penitenciario que les convocará "cuando llegue el rnomento".Eludió comentar lo que han declarado otros encausados, entre ellos el ex secretario general de los socialistas vizcaínos Ricardo García Damborenea, así como cualquier otro aspecto relativo al sumario que instruye el juez Baltasar Garzón.

Nada más dejar atrás la puerta de la prisión, las primeras palabras de Sancristóbal fueron para su familia, a la que dijo tener la intención de visitar de inmediato. "Espero tener la oportunidad de descansar ahora, aunque voy a seguir ocupándome del sumario, sin ninguna duda", aseguró. A quien no tiene la menor intención de visitar es a Rafael Vera. "Sólo quiero ver a mi familia y a mis hijos", confesó.

Pese a su desmejorado aspecto, aseguró encontrarse "muy bien", aunque "ocho meses en la cárcel son bastante duros siempre, en cualquier circunstancia". Acompañado del abogado José María Stampa Braun, abandonó Guadalajara en un Nissan gris, entre los improperios de algunos vecinos de la zona.

Vacaciones en Hawai

Dos mujeres que pasaban por allí le gritaron: "¿Y ahora qué? ¿De vacaciones a Hawai?". A lo que Sancristóbal replicó tranquilamente: "No creo, eso pilla muy lejos". Pero la contrarréplica no se hizo esperar: "¡ladrón!, ¡ladrón! No tenemos un duro... todo para él, nosotros nada más que trabajar".

Sancristóbal, que ingresó en la prisión guadalajareña a principios de año, procedente de la de Alcalá-Meco (Madrid), ocupó el módulo especial habilitado para miembros de las fuerzas de seguridad. En su día, también lo ocuparon José Amedo, Michel Domínguez y Miguel Planchuelo, todos ellos encausados por su supuesta vinculación con actividades de los GAL. A partir de ahora, el ex director general de Seguridad deberá presentarse en el juzgado cada 15 días.

Horas antes, el abogado Stampa Braun presentó en la Audiencia Nacional la documentación exigida por el juez Baltasar Garzón para aceptar el pago de la fianza. de 125 millones de pesetas mediante avales inmobiliarios. Tras comprobar que la documentación estaba en regla, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional dictó un auto decretando la libertad.

El tribunal había fijado inicialmente una fianza de 200 millones, que el imputado no logró reunir. Su abogado solicitó entonces una reducción hasta lograr rebajarla a 125, que ha cubierto una semana después con las hipotecas sobre cuatro viviendas.

Colaboración a cambio de libertad

Julián Sancristóbal, uno de los 14 supuestos implicados en el caso GAL, ha tardado casi ocho meses en recobrar la libertad. Antes que él han salido de prisión Rafael Vera; su ex secretario Juan de Justo; Ricardo García Damborenea; el ex jefe de policía de Bilbao Miguel Planchuelo y el ex jefe de Operaciones Especiales de Interior Francisco Álvarez. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional denegó hace unos meses la libertad de Sancristóbal por entender que sus muchos contactos internacionales y su fortuna -que se estima en miles de millones- podrían servirle para huir de España y eludir la acción de la justicia.

La semana pasada, sin embargo, el mismo tribunal se acogió a la reciente jurisprudencia del Constitucional sobre la prisión preventiva a propósito del caso de Carlos Sotos, ex gerente de la cooperativa de viviendas PSV, y aceptó el recurso interpuesto por Sancristóbal contra su encarcelamiento.

Durante la vista del recurso, el abogado José María Stampa Braun señaló que su cliente colaboraría más con la justicia si era puesto en libertad. Y lo dijo con una frase bien gráfica: "Aquí gratis ya no se cuenta más".

El ex director general de Seguridad puede aportar importantes detalles sobre la trama de los GAL si, como cree el juez Baltasar Garzón, es uno de los fundadores de esta organización terrorista dedicada a la guerra sucia contra ETA.

Ya a mediados del pasado mes, después de que el comisario Miguel Planchuelo inaugurase la lista de procesados dispuestos a arrepentirse, Sancristóbal compareció voluntariamente ante Garzón y reconoció su participación en las actividades de los GAL. También acusó, al ex ministro José Barrionuevo, del que dijo que no actuaba "por libre", sino informando al presidente del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1995

Más información