Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas de coches caen un 27,7% en julio y los fabricantes amenazan con ajustes de empleo

Las ventas de automóviles sufrieron un descenso del 27,7% el pasado mes de julio, situándose en 73.873 unidades, según datos de la patronal del sector, Anfac. Ante estas cifras, la patronal advirtió ayer sobre la posibilidad de que se emprendan nuevas regulaciones de empleo. Anfac prevé que para final de año las ventas de coches habrán descendido un 10%. La atonía del mercado y la conclusión, el pasado junio, del Plan Renove II sitúan la venta de automóviles incluso por debajo del mismo mes de 1993, que anunció la última gran crisis del sector.

El balance de julio ha desmontado en parte la optimista expectativa de algunos fabricantes como Ford, Renault y Seat, que hace unos meses, durante la celebración en Barcelona del Salón Internacional del Automóvil, anunciaron apresuradamente incrementos en sus capacidades, espoleados entonces por los síntomas de mejoría.Los últimos datos facilitados por Anfac demuestra el tirón de ventas de automóviles a las empresas de alquiler, los rent-a-car, no fue suficiente para compensar el desplome del mercado verificado por la caída espectacular de matriculaciones. Las ventas a particulares en julio cayeron un 36,2% -este segmento de mercado absorbió apenas 54.000 coches-, mientras que las ventas a rent-a-car crecieron un 14,4% hasta alcanzar las 19.649 unidades. El balance global del pasado mes resulta de agregar ambos conceptos y arroja la caída del 27,7% anunciada por Anfac. En cuanto al periodo enero-julio, el descenso fue más suave (el 3,51%), debido fundamentalmente a que las ventas a empresas de alquiler se incrementaron un 26,65% sobre el mismo periodo del año anterior.

La caída de ventas de julio ha sido muy superior al crecimiento experimentado en junio, en el que la finalización del último Plan Renove anticipó un número significativo de operaciones. En los meses de junio y julio de este año, la cifra de matriculaciones ha sido de 175.229 unidades, un 11,4% menor que la de igual periodo del año 1994, lo que, según un comunicado oficial difundido ayer por la patronal del sector, confirma "con claridad la fuerte desaceleración que está produciéndose en la demanda interna de automóviles de turismo".

Anfac, que todavía no ha hecho público el desglose por marcas del impacto del retroceso de las ventas, sitúa en 800.000 coches la previsión de matriculaciones para final del ejercicio. Para Miguel Aguilar, director económico de Anfac, "de confirmarse esta tendencia, el mercado terminará el ejercicio con un volumen de ventas muy similar al de 1993, año muy malo para el sector". En declaraciones recogidas por Europa Press, Aguilar advirtió que de proseguir esta tendencia tan negativa en los próximos meses, el sector se vería obligado a presentar nuevos expedientes de regulación de empleo para adaptar la producción al mercado.

El directivo de Anfac reconoció la evolución positiva de las exportaciones de automóviles, pero destacó, que para los fabricantes, el mercado interior es una parcela muy importante de la producción del sector en su conjunto y de algunas marcas en particular. "Si nos estamos moviendo en un escenario de ventas muy similar al de 1993, deberemos movernos en un escenario de producción en la misma línea", dijo Aguilar.

Anfac no hace sino confirmar el criterio de sus asociados, los fabricantes de automóviles, que en muchas ocasiones han criticado la excesiva rigidez de sus plantillas. A lo largo de los últimos meses, el sector vive en esta ambivalencia: por un lado las marcas anuncian la ampliación de instalaciones para facilitar el lanzamiento de nuevos modelos, y por el otro amenazan con regulaciones si el mercado no responde. Es el caso de Ford España, que anunció en su factoría de Almusafes (Valencia) la producción del nuevo modelo Ka mientras negociaciaba con los sindicatos adecuar su capacidad industrial al momento débil del mercado. Idéntica estrategia apuntan Renault, que prepara en Valladolid la salida del nuevo modelo sustituto del R-19, y Seat, que revisa casi a diario el plan industrial en Martorell.

Pese a la caída de las ventas en julio, en términos globales la demanda global del mercado automovilístico desde enero supera todavía la de 1993. Entre primero de año y el 31 de julio de 1995 se han matriculado un total de 536.615 coches, frente a los 467.213 del mismo periodo de 1993 y a los 556.145 de los siete primeros meses de 1994. Del total de coches vendidos esta año, 414.124 corresponden a particulares, lo que significa un 9,86% menos que el año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1995

Más información

  • La conclusión del Plan Renove II es una de las principales razones del desplome