Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas europeos propugnan un debate sobre la reducción de jornada

Los socialistas europeos admiten con resignación que "no hay fórmulas mágicas" para combatir el desempleo, pero sí algunas propuestas innovadoras. En el pleno del Parlamento europeo que se celebrará la próxima semana en Estrasburgo, el grupo socialista presentará el resultado de los trabajos de la Comisión Especial sobre Empleo, cuya conclusión principal es que "el crecimiento económico es condición necesaria pero no suficiente" para luchar contra el paro. Hace falta poner en marcha otras reformas estructurales y los socialistas las concretan en cómo reducir la jornada laboral, o cómo reordenar el tiempo de trabajo, e inversiones en infraestructuras generadoras de empleo.Esa propuesta fue presentada ayer en Madrid por los representantes españoles del grupo socialista europeo, Jesús Cabezón y Manuel Medina. Su tesis es que el esquema laboral de la jornada semanal de 40 horas se sigue manteniendo desde hace décadas y que es preciso "romperlo", pero de una forma pactada, porque entran en juego elementos como la competitividad o los costes salariales. Ellos propugnan "una negociación amplia y ojalá que sea a nivel europeo" sobre la reducción de jornada y de esa forma comprobar "si somos capaces de acabar con unas elevadas cifras de desempleo estructural que se mantienen desde hace 20 años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 1995