Grave cogida en el encierro de Coria de una líder de la defensa de los animales

El alcalde de Coria, José María Álvarez Pereira dijo ayer que "no ha habido negligencia alguna por parte del Ayuntamiento" en relación con la grave cogida que ayer sufrió, durante un encierro de toros, la presidenta de la Asociación Contra la Crueldad con los Animales, Vicki Moore. La conocida activista británica de los derechos de los animales recibió diversas cornadas cuando filmaba un vídeo con el que pretendía denunciar los tradicionales festejos taurinos que se celebran en esta localidad cacereña desde hace 3.000 años.

"En cualquier caso, todos los que deciden formar parte de los encierros asumen conscientemente el riesgo de su participación", dijo Álvarez.

Moore, una veterana en las protestas contra la corrida, viajaba por España bajo el falso nombre de Lucille Haywood.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS