Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Jean-Patrick Manchette, renovador de la novela negra francesa

Jean-Patrick Manchette, novelista francés, autor, entre otras, de L'affaire N'Gustro (1971), Le Petit Bleu de la cóte Ouest (1976), Nada (1972) y La position du tireur couché (1982), falleció el pasado sábado a la edad de 53 años.Manchette, renovador de la llamada serie negra, introductor de la realidad contemporánea en el universo codificado del gansterismo novelesco francés, capaz de convertir el llamado asunto Ben Barka en un relato de suspense, de introducir en sus historias discursos izquierdistas, de presentar a erráticos terroristas en desconexión con la evolución de la política, era considerado como la versión gala y moderna de Dashiell Hammett.

Siete de sus 10 novelas han sido llevadas a la pantalla, y esa situación de éxito y popularidad hizo que Manchette dejase de escribir en 1982 para evitar convertirse en "una especie de starlette del situacionismo". Manchette critica en sus novelas la "sociedad del espectáculo", un mundo en el que todos los discursos son recuperados y privados de sustancia. Para evitar convertirse en cómplice de esa mecánica infernal, Manchette opta por el silencio, y no es hasta ya entrados los años noventa cuando vuelve a saberse de él como creador. Un cáncer de páncreas, operado en 1991, impedirá que La princesse du sang, su último proyecto, llegue a puerto,

En La position du tireur coché, Manchette abordaba, por la vía de la ficción, su drama personal como autor de éxito: el protagonista es un asesino a sueldo que quiere dejar el oficio, pero se ve obligado por la organización a seguir matando y a entrar en una terrible espiral de violencia. Manchette colaboraba regularmente en la revista Polar, a la que proporcionaba trabajos críticos de gran categoría, traducía a otros autores, escribía guiones y había participado también en algunos filmes eróticos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de junio de 1995