Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz Gallardón regala un cargo público a IU

Desprendido. Alberto Ruiz Gallardón, presidente electo de la Comunidad de Madrid, del Partido Popular, añadió ayer lavirtud de la generosidad a su currículo de bisoño gestor y guardó el rodillo de su mayoría absoluta. El PP, según el deseo que Ruiz Gallardón reveló ayer a sus diputados, pondrá sus votos al servicio de IU para que este grupo pueda ocupar uno de los siete sillones de la Mesa de la Asamblea, órgano de gobierno del Parlamento.

Hace cuatro años, el bloque IU-PSOE dejó al grupo de Ruiz Gallardón con sólo dos puestos en la Mesa de la Asamblea. Entonces, el Partido Popular era el grupo mayoritario con 47 escaños, pero los socialistas (41) incluyeron tres miembros en el gobierno del. Parlamento regional, e Izquierda Unida (13) se hizo con los dos restantes. El reglamento de la Asamblea impone un método de votación para elegir a estos gestores del Parlamento regional que prima a las mayorías absolutas.Ahora, los 54 del PP pueden vengar aquel "atropello", pero, en el estreno de su cargo, Ruiz Gallardón prefiere la política amable. Tras anunciar a la oposición que podrán crear comisiones de investigación, ahora regala a IU un cargo público en la Asamblea, se queda con otros cuatro y deja que el PSOE ocupe los dos restantes.

Los diputados electos del PP, que ayer acudieron a la primera llamada oficial de su presidente para retratarse, conocieron el gesto de Ruiz Gallardón. El día 22 de junio tendrán que levantar su brazo para convertir el deseo del presidente en realidad.

A cambio, el jefe popular les recompensó con moral: el grupo parlamentario no será un anodino guardaespaldas del Ejecutivo regional, deberá presentar proposiciones de ley, interpelaciones y mociones, según Ruiz Gallardón. El presidente electo quiere brillo en el grupo que le defenderá y recordó que, en el Congreso de los Diputados, los socialistas hace tiempo que cambiaron su estrategia y presentan numerosas iniciativas parlamentarias.

Los diputados, sólo cuatro de 53 faltaron, se fueron tan contentos. Algunos incluso mantienen intacta la ilusión de convertirse en ministros.

El nuevo presidente de la Comunidad de Madrid huyó de urgencia tras hacerse la foto y viajó hasta la punta oeste de la región, zona dominada por el Partido Popular.

Paella en Robledo

En Robledo de Chavela (1.98,5 habitantes) le aparcó su chófer. Con los suyos comió paella y probó a qué sabe un presidente: en el campo, encajó las peticiones de los alcaldes.

Mientras tanto, su grupo parlamentario sigue trabajando.

La primera faena consiste en la preparación del pleno donde elegirán al nuevo presidente de la Asamblea de Madrid. El diputado y poeta Juan Van Halen no quiere ese cargo, prefiere ser consejero de Cultura y Medio Ambiente. Pero Ruiz Gallardón insiste en convertirle, según el protocolo, en el segundo hombre importante de la Comunidad. El segundo asunto urgente a resolver es si el PP incluye la renovación del consejo de administración de Telemadrid en el orden del día del pleno de investidura de Alberto Ruiz Gallardón o aplaza esa decisión para otra sesión. Hasta que no cambie la composición de ese órgano, el PP no puede mandar en el canal autonómico.

Tercera cuestión urgente: dos promesas requieren modificaciones legislativas. El Gobierno de Ruiz Gallardón presentará dos leyes antes de que acabe el año: la que modifica el texto de creación de Telemadrid, para permitir su privatización; y la que reduce a la mitad el recargo regional sobre el impuesto de actividades económicas. La tarifa del 95, que cobrarán los ayuntamientos en 1996, será más barata.

Antes de ejecutar estos planes, Leguina y Ruiz Gallardón se verán para organizar el traspaso de poderes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de junio de 1995

Más información

  • El PP prepara dos leyes urgentes para privatizar Telemadrid y reducir el IAE