Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

DE TAL PALO, TAL ASTILLA

Hikari Oé, un japonés disminuido de 31 años que no sabe hablar, leer ni escribir, se expresa a través del piano. Lo notable del caso es que su minusvalía no ha sido óbice para que sus composiciones, de un estilo suave y meditativo, hayan sido uno de los éxitos de este año. Sus ventas alcanzan ya casi los 200.000 compactos, todo un bombazo en su país. Hikari re sulta ser el hijo del premio No bel de Literatura del año pasa do, Kenzaburo Oé, cuyo último libro trata precisamente de su hijo disminuido: en él confiesa sus remordimientos por haber lo descuidado mientras él viaja ba constantemente por Europa. Pero, a pesar de sus negligencias, parece que la genética fue más poderosa y, como reza el dicho, de tal palo, tal astilla. Sin rodeos, el insigne escritor describe la música que compone su hijo de una forma, poética como "oraciones sin palabras", y confiesa "estar maravillado ante los resultados". Hace poco, su música se lanzó al mercado alemán; elogiado por la compañía alemana de discos Deutsche Grammophon, recibió una comparación no menos lisonjera por el director de la casa discográfica japonesa De non al afirmar que "su estilo si gué la línea de la música compuesta por Bach, Mozart y Schumann". Próximamente aparecerá en Suiza y Francia, y se auguran similares perspectivas.- ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de abril de 1995