Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luzón propone a la junta del Exterior un plan de choque para mejorar resultados

El presidente. del Banco Exterior, Francisco Luzón, trató de aplacar el disgusto de sus accionistas por la fuerte reducción del dividendo (115 pesetas brutas por acción contra 179 del ejercicio anterior, como consecuencia de una disminución del 33,5% de los 6eneficios) con el anuncio de una profunda reestructuración de la estrategia de la entidad que "permitirá mejorar la cuenta de resultados y aumentar la rentabilidad".El plan de choque a dos años expuesto ayer por Luzón a la junta de accionistas del Exterior tiene cuatro grandes ejes:

-Lograr un nivel adecuado de capitalización. En la actualidad, el Exterior tiene, según su presidente, un exceso de recursos propios, lo cual penaliza la rentabilidad de las acciones. Para mejorar este aspecto, sin erosionar la fortaleza del grupo, Luzón solicité, y la junta autorizó, la doble posibilidad, en función de la evolución del mercado, de aumentar hasta un 50% de capital -siempre combinando recursos primarios y secundarios para preservar la rentabilidad por acción- o dé disminuirlo hasta un máximo de un 5%.

-Reducir la cartera de valores. El Exterior tiene un conjunto de participaciones valoradas en 130.000 millones de pesetas y Luzón está dispuesto a desprenderse de aquéllas que no cubran una rentabilidad mínima (un 14%) o que no pertenezcan a un sector estratégico.

-Mejorar la eficiencia. El Banco Exterior venderá 75.000 metros cuadrados de oficinas, reducirá la plantilla en 800 personas y unificará en un solo edificio los dos que actualmente tiene dedicados al área informática.

-Reforzar la banca comercial. El equipo de Luzón tiene previsto acentuar los esfuerzos en banca comercial, con el fin de que las oscilaciones de los mercados incidan menos en la estructura de un banco caracterizado, hasta ahora, por su fuerte presencia en el negocio al por mayor.

Preferencia en Argentaria

Como primera medida efectiva, el presidente de Argentaria anunció que los 20 consejeros verán rebajados en un 37,5% los ingresos que perciben del Exterior en concepto de atenciones estatuarias y que el año pasado ascendieron a 388 millones de pesetas.

Por sueldos y dietas -que no se verán modificados-, cobraron otros 80 millones. Además, el presidente de la entidad financiera se comprometió con los accionistas del Banco Exterior a negociar "algún trato preferente" en una futura colocación de acciones de Argentaria, tal y como se solicitó en el turno de preguntas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de abril de 1995