Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Monedas bimetálicas y la faz de la reina

El ministro francés Edmond Alphandéry dio el espectáculo mediático. Hizo acuñar un pequeño traje de monedas con "la talla, el peso, la aleación y la gama" propuestos por los técnicos del IME como características del ecu. Aunque no son los ministros quienes deben decidir, fueron consultados, y hubo un consenso general.Las monedas serán de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos de ecu. Las de un ecu (hoy, 169 pesetas) y las de dos serán bimetálicas, como las francesas de diez francos, de cobre y níquel.

Aunque un país puso dificultades por su legislación fitosanitaria. Y otro, -Alemania- proponía otra aleación que sea más eficaz para la lucha contra el fraude, aunque esa propuesta podría encubrir intereses industriales en la fabricación, según fuentes francesas. El problema técnico más grave era el de incorporar o no símbolos nacionales a los billetes de ecu (que serán de 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 unidades). "Si llegamos a entrar en la moneda única, queremos que figure el rostro de la reina de Inglaterra", alegó el canciller del Exchequer, Kenneth Clarke.

Las opiniones estaban divididas por mitades. Al otro lado, con Luxemburgo, formaban los partidarios del diseño único, por razones políticas y por el menor coste: "Estamos a favor del ciudadano y no de los coleccionistas", ironizó él primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker. España compartía esta idea, pero no hacía bandera de la misma. Al final, quizá haya una solución de compromiso, una pequeña señal identificativa, como sucede con el dólar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de abril de 1995