Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía japonesa descubre un nuevo escondite del grupo Verdad Suprema

La Policía japonesa descubrió ayer un nuevo escondite de la secta Verdad Suprema, sospechosa de ser la autora del atentado con gas sarín en el metro de Tokio la semana pasada, en el que 10 personas perdieron la vida y otras 5.000 resultaron envenenadas. El escondite, localizado en el municipio de Kamikuishiki, a unos 100 kilómetros al oeste de Tokio, consiste en una habitación subterránea, de nueve metros cuadrados por cuatro de alto, empleada, según la policía, para confinar a los miembros disidentes de la secta. En la habitación había una silla de madera y un barreño de agua. También en Kamikuishiki, la policía descubrió el pasado domingo un laboratorio clandestino en un santuario de la secta que presuntamente era utilizado para fabricar gas sarín.Por otra parte, un tribunal de Moscú prohibió ayer las actividades y bloqueó los bienes de la rama rusa de la secta Verdad Suprema, que cuenta con 6.000 adeptos y seis locales en Moscú.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de marzo de 1995