Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El etarra Germán Rubenach, absuelto de la muerte de su compañera Susana Arregui

La Audiencia Nacional ha absuelto por falta de pruebas al etarra Germán Rubenach de la acusación de haber matado a su compañera del comando Nafarroa Susana Arregui durante los sucesos de la Foz de Lumbier (Navarra), el 25 de junio de 1990. Ese día los miembros de ETA Rubenach, Arregui y Juan María Lizarralde tuvieron un enfrentamiento armado con una patrulla de la Guardia Civil, como consecuencia del cual murió el sargento del instituto armado José Luis Hervás. Rubenach fue detenido con graves heridas, en tanto que al día siguiente fueron hallados los cadáveres de Arregui y Lizarralde.

El único superviviente del comando fue acusado del homicidio de Arregui que, según la versión del fiscal, se produjo previo acuerdo para matarse ambos al verse rodeados. El fiscal pidió para Rubenach 12 años de cárcel por un delito consentido de homicidio.

Sin embargo, la Audiencia Nacional considera que "hay serias y fundadas dudas" de que fuera el autor de la muerte de Arregui por "la falta de solidez, concordancia y seguridad del material probatorio". En la sentencia se afirma que "sólo se desprenden y vislumbran indicios, sospechas y presunciones, nunca pruebas directas" de la participación de Rubenach en la muerte de su compañera de comando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de marzo de 1995

Más información

  • El tribunal aprecia sospechas, pero no pruebas