Tribuna:FUTBOL PRIMERA DIVISION
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

El final se acerca

Español. Conocedor de sus limitaciones y de sus virtudes. En ningún momento intentó algo que no pudiera hacer. Su idea era clara, dejar la iniciativa al Real Madrid y hacerle daño en rápidas jugadas. A partir de ahí todo lo que pudiera conseguir sería bueno. De hecho, logró poner en dificultad a su rival en el intento de dominar el partido. No dio la espalda nunca al encuentro, siempre intentó conseguir un gol. No esperó a que el resultado le fuera adverso, llegando a crear las jugadas más peligrosas de los primeros 20 minutos. Mantuvo la defensa muy adelantada, intentando tener lo más alejado posible a los jugadores más peligrosos del equipo blanco. Al final consiguió mantener la incertidumbre del resultado. Se lanzó en busca del empate y nadie respiró hasta que *acabó el partido.Real Madrid. Quizá con la creencia de que el Español pudiera iniciar el encuentro replegado, el Real Madrid se encontró en dificultades durante un buen periodo del primer tiempo. Tardó mucho encoger el ritmo a un enfrentamiento en el que su rival ya le estaba ganando por la mano. Los desplazamientos del balón tenían siempre el mismo ritmo. Eran desplazamientos rápidos, rasos, llenos de técnica, pero poco profundos de cara a portería. No realizaron cambios de juego buscando la espalda de los defensas ni tampoco consiguieron sorprender a la ordenada defensa rival. El balón circulaba de una banda a otra con fluidez, pero sin provocar daño. Daba tiempo a que el rival basculara y cerrara los huecos en la otra banda. Aún así, cuando la jugada encontraba el toque justo, se convertía casi automáticamente en peligro. Tensión. Poco tiempo queda para rectificar. Las posiciones en la Liga se están definiendo. Este periodo para los jugadores es muy difícil. Cada acción, cada pase, cada jugada, tiene su repercusión en oro. Ya no se juega sólo contra el rival, sino contra sí mismo.

Más información
El Madrid da signos de debilidad

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS