Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Ernesto Furió, grabador y acuarelista

El artista Ernesto Furió, conocido sobre todo por su trayectoria como grabador, fue enterrado ayer, en el cementerio de El Cabanyal, en Valencia, ciudad en la que murió el pasado miércoles a los 92 años de edad.. Nacido en Valencia el 9 de marzo de 1902, Furió se formó en la escuela de Bellas Artes de San Carlos y se especializó en las técnicas de grabado en la Escuela de San Fernando, en Madrid. Posteriormente, amplió estudios en París. El del grabado fue el campo al que dedicó, como artista y como profesor, la mayor parte de su dilatada trayectoria profesional. Así, fue catedrático de calcografía y realizó numerosas series de grabados.

En los últimos años de su vida, se dedicó sobre todo a la acuarela, técnica de la que ofrecía con regularidad una exposición en Valencia cada cierto tiempo. Hace seis meses vio morir a su esposa, Concepción Danza, con la que tenía dos hijas y a la que estaba muy unido. La muerte de Furió deja un vacío en una de las especialidades artísticas más señeras y menos transitadas por los creadores plásticos actuales.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de marzo de 1995