Bono pretende reducir a mínimos el trasvase del Tajo al Segura

Las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron ayer por unanimidad una proposición de ley para su tramitación en el Parlamento que reduce al mínimo las posibilidades de futuros trasvases de agua.El texto aprobado fija en 250 hectómetros cúbicos el volumen máximo anual de agua trasvasable del Tajo al Segura y sitúa la reserva mínima en los embalses de Entrepeñas y Buendía en 420 hectómetros cúbicos. La media anual que se trasvasa es de 350 hectómetros cúbicos, de manera que se trasvasarían 100 menos que en la actualidad y 260 menos que los contemplados en la Ley del trasvase Tajo-Segura.

José Bono, presidente de Castilla-La Mancha, señaló ayer que su comunidad autónoma "no está en la España húmeda y no aceptará, en silencio, que se produzcan trasvases cuando no haya excedentes. Esto se acabó. Esta región tiene quien la defienda, lo juro", sentenció.

El presidente valenciano, Joan Lerma, replicó que esta iniciativa no pasa de ser una manifestación de voluntades, "ya que los trasvases no son competencia de las comunidades autónomas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS